Sentido adiós a la fundadora de la Unidad Educativa Máter Dei

El alcalde Jorge Bailón, visiblemente afectado, destacó las ejecutorias de la religiosa, a quien, dijo, Loja la recordará siempre.

Se levantó una capilla ardiente en honor a la religiosa, que vivió muchos años en Loja.
Se levantó una capilla ardiente en honor a la religiosa, que vivió muchos años en Loja.

Un sentido homenaje póstumo le tributaron la Unidad Educativa Mater Dei, de Loja, ciudad y provincia de su mismo nombre, a través de la congregación a la que perteneció, personal docente, estudiantes, administrativos, y el alcalde de Loja, Jorge Bailón Abad, a la Hermana María Luisa Sartore Pegoraro, fundadora del plantel, quien dejó de existir el pasado viernes 12 de febrero de 2021, a los 76 años.

El tributo se desarrolló el sábado 13, desde las 16:00, vía virtual. Allí, tras la celebración de la eucaristía, el alcalde Bailón destacó la trayectoria de la religiosa italiana que, en el ejercicio de su apostolado, estuvo en Perú y, finalmente, Loja que “te acogió como a hija (…), donde sembraste amor, responsabilidad, altruismo, desprendimiento…”, manifestó.

Acotó que la gran obra educativa que ejecutó nunca será igualada. “Tuviste que ser una mujer ejemplar para cumplir gigantesca obra (…). Loja te llora y te llorará por siempre el que te hayas ido”.

El personero municipal, con la voz quebrada, y próximo al llanto, dijo que cuando toda la comunidad lojana se preparaba para el feriado de carnaval, “tú te adelantaste para ir a un carnaval celestial, donde van solo los seres buenos”.

Invitó a Loja a ver cómo la Hermana María Luisa Sartore dejó acá todo el esfuerzo de su vida y cómo se fue “sin llevar nada material, solo nos ha dejado su ejemplo y el recuerdo sempiterno de su don de gentes”.

‘Ella ya es feliz’

“Ella ya está con Dios, ella ya está a salvo, ella ya es feliz, quedamos nosotros para continuar y hacer que esa semilla fructifique la idea en cada uno de los corazones de toda esta gran familia Máter Dei, de toda la comunidad lojana”, manifestó, por su parte, el vicerrector de la Unidad Educativa Máter Dei, Vicente Rodríguez.

Enfatizó que en base a la humildad de la religiosa “supo perfilar nuestro corazón, educarnos, como a ella la educó María Bordoni en el espíritu de servicio. Fue una mujer que vivió un ejemplo de humildad (…), predicando la sencillez…”.

La Hermana Carolina Escalante, de la Comunidad Religiosa de Hermanas Máter Dei, se refirió a su nacimiento, el 30 de septiembre de 1945, en Italia; a sus 25 años ingresó a la Comunidad y se consagró el 25 de marzo de 1970.

Es en 1979, al año de la muerte de la fundadora de la Comunidad, María Bornodi, cuando viajó a Lima-Perú, en condición de misionera para dedicarse al servicio pastoral y educativo.

En 1986 llegó al Ecuador y se radicó en la Casa de Formación Máter Dei, donde formó a postulantes, así como fue directora del Jardín de Infantes Nuestra Señora del Pilar y luego fundadora de la Unidad Educativa Máter Dei.

VOZ

“La Hermana María Luisa fue una mujer que supo vivir su fe…” Vicente Rodríguez, vicerrector de la Unidad Educativa Máter Dei.

Abrir chat