Deceso del profesional y deportista, Víctor Hugo Moreno, entristece a lojanos

Estuvo en el accidente del bus de FedeLoja, donde falleció también su hija. Fue multifacético: músico, emprendedor, deportista y dirigente.

Se levantó una capilla ardiente donde, este miércoles, 24 de abril, acudieron sus familiares, amigos y allegados a darle su último adiós.
Se levantó una capilla ardiente donde, este miércoles, 24 de abril, acudieron sus familiares, amigos y allegados a darle su último adiós.

Hondo pesar originó en familiares, amigos y allegados el fallecimiento del connotado profesional y deportista lojano, Víctor Hugo Moreno Burneo, a los 44 años de edad. Diversas son las muestras de dolor expresadas por quienes lo conocieron. Su esposa, Tania Lucía Guajala Ramírez, tiene los mejores recuerdos.

Ese día acompañaba a su hija

Víctor Hugo estuvo también en la unidad de la Federación Deportiva Provincial de Loja (FedeLoja) que, el viernes, 12 de abril de 2024, cayó estrepitosamente al río León, en el cantón Oña, en la provincia del Azuay. Acompañaba a su hija, Victoria Estefanía Moreno Guajala, que falleció también en ese percance, quien, junto a otros deportistas, representaría a Loja en un certamen de taekwondo, a desarrollarse en Cuenca. 

El deceso de Víctor Hugo Moreno Burneo fue el último martes, 23 de abril de 2024, a eso de las 10:00, en el hospital del Seguro Social, donde luchó por su vida varios días. Tania Lucía Guajala Ramírez cuenta que su esposo cursó sus estudios primarios en La Salle, donde, amante como fue de la música, fue parte de la estudiantina que le permitió viajar por todo el país y, sobre todo, hacerse de muchos amigos.

Las aulas del Colegio Daniel Álvarez Burneo lo formaron, donde se graduó de bachiller. Desde muy temprana edad le gustó el deporte, especialmente el baloncesto, el fútbol y el taekwondo. Sus estudios superiores los cursó en la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE) Loja, donde se graduó como ingeniero en Finanzas. También estudió en Quito. En la UTPL obtuvo un diplomado.

Un emprendimiento de 20 años

Por cerca de 20 años administró su propio emprendimiento: VH Negocios. Trajo a Loja la telefonía móvil de aquel tiempo: Alegro, hasta que se independizó y montó su propio establecimiento con tarjetas de recargas, artículos para celulares, dispositivos, entre otros. Fue generador de varias fuentes de trabajo, en total siete.

Contrajo matrimonio con Tania Guajala Ramírez, el 29 de agosto de 2003. Fruto de aquel enlace nacieron Tania Sofía, Victoria Estefanía (+) y Víctor Hugo Moreno Guajala. Aparte de ser el amor de su vida, manifiesta Tanía Lucía, fue un hombre honesto, leal con su familia, sus amigos y allegados. 

Nunca le gustó que lo calificaran de líder, pero en la práctica eso fue porque se distinguió por su habilidad para organizar una actividad, principalmente si esta tenía que ver con la unidad de todos. A más de su pasión por el trabajo, fue un caballero y, sobre todo, amó entrañablemente a sus hijos, a quienes les inculcó la constancia, la disciplina y a conseguir lo que se proponen.  

Víctor Hugo y sus diversas cualidades

“Su gran legado es el amor, la responsabilidad, la disciplina y la constancia”, comenta Tania, al tiempo de destacar otras cualidades como la humildad, la solidaridad y su liderazgo.  También espera que este accidente, que le arrebató a su esposo y a su hija, sea un aviso a las demás federaciones para que soliciten al Estado presupuesto para adquirir vehículos y ambulancias.

PARA SABER

Fue presidente de la Escuela de Iniciación de Taekwondo. Allí desplegó una gran labor, sobre la base de la unidad.