Los hermanos en las personas con Síndrome de Down

Cuando nos referimos al papel que juegan los hermanos en la crianza de  las personas con Síndrome de Down, diremos que es fundamental en sus vidas. Tienen tantas cosas que aportar en su desarrollo personal y afectivo, pues son los primeros en detectar las necesidades de las personas con discapacidad dentro de la familia y son los mayores defensores de sus hermanos e impulsores para que tengan una vida independiente.

De mi experiencia como madre de tres hermosos hijos, puedo decir que si eres hermano de una persona con Síndrome de Down sabrás que, en la práctica, no es tan diferente de ser hermano de una persona sin discapacidad. Isaac de 6 años y Josué de 4 años, con discapacidad comparten juegos, hacen travesuras, son confidentes y cómplices, hacen planes juntos, y hasta tienen discusiones.

Uno de los sentimientos que aparecen con frecuencia entre los hermanos, son los celos, especialmente cuando son más pequeños y no comprenden qué es la discapacidad, o por otro lado, surgen muchos miedos como la aceptación social dentro  del grupo social con su hermano o el futuro que le espera y quien cuidará de él.

Aunque el papel de los hermanos irá cambiando, a lo largo de las etapas de sus vidas, será vital como padres fomentar buenas relaciones entre ellos, que los lleve a un profundo conocimiento mutuo y amor filial.

Abrir chat