La pandemia no frena el aprendizaje de 32 niños del cantón Catamayo

La enseñanza-aprendizaje se impartió bajo la sombra de los árboles del barrio La Vega.

El trabajo se cumplió por el lapso de tres meses.
El trabajo se cumplió por el lapso de tres meses.

Un grupo de jóvenes, liderados por María José Santos y Dalton Maridueña, hacen más llevadera la pandemia del coronavirus en el barrio La Vega, del cantón Catamayo, en la provincia de Loja. Los beneficiarios son 32 niños.

De lo presencial a lo virtual

El brote del Covid-19, el 17 de marzo de 2020, dio un giro total a las actividades y dentro de éstas se incluyó a la educación, cuyos alumnos tuvieron que pasar de las clases presenciales a las virtuales, por medio del uso de computadores, celulares, tablets, entre otros dispositivos electrónicos.

Junto con el cambio de modalidad de la enseñanza-aprendizaje, también llegó la problemática para los estudiantes, en particular aquellos provenientes de hogares de escasos recursos económicos, que no cuentan con los equipos o conexión a Internet.

El caso llegó a oídos de los jóvenes, que decidieron compartir sus conocimientos con los 32 niños, a través del proyecto ‘Fortalecimiento académico frente a la pandemia Covid-19, en el sector La Vega’.

Las clases tuvieron una duración de 350 horas, desarrolladas desde el 17 de octubre de 2020 al 17 de enero de 2021. El trabajo educativo se efectuó los sábados y domingos, de 09:00 a 12:00.

Las jornadas se realizaron al aire libre para evitar cualquier eventualidad de contagio alguno. El follaje de los árboles dio sombra a instructores y estudiantes. 

Los jóvenes, autores de la iniciativa, reconocen la participación de los niños, padres de familia, autoridades del sector y ciudadanía.

Falta de equipos

“El querer es poder. Que ninguna pandemia nos delimite para hacer cosas extraordinarias”, expresó María José Santos, quien comentó que las clases se impartieron, tanto por la carencia de equipos y la conexión, así como por la falta de una persona en los hogares que les ayude a desarrollar y explicar las tareas escolares a los niños. (Pepe Simancas, corresponsal)

CLAVE

Al culminar las clases, los participantes recibieron certificados de asistencia.

Abrir chat