Vacunados los ‘vivos’

A veces parece que vivimos en el país de las maravillas, esta vez no me refiero a nuestra riqueza natural, sino que nos quedamos atónitos por las maravillas que realizan nuestros gobernantes y ciudadanos, esta vez por una vacuna.

Estamos conscientes que todos necesitamos de ella, pero también debemos ser racionales que personas vulnerables deben tener la prioridad, pero parece que cuando tienen el “poder” o soy “pana” del político, se olvidan de su país y su función que es servir y solamente gobiernan para su burbuja social. ¿Qué esperamos de esta gente, si su cultura sigue con la “viveza criolla”?

En los últimos días ha recorrido un bestseller ecuatoriano del expresidente Osvaldo Hurtado que nos invita a recapacitar sobre qué está pasando en el comportamiento de los ecuatorianos y la política sobre ella de las costumbres que tenemos como colectividad, y nos menciona que “el cambio de una sociedad no está en la clase política sino en sus ciudadanos y si no hay buenos ciudadanos, no hay buena política”.

Y es que siempre el “vivo” supuestamente es el sabio, pero no confundamos un “pendejo” con un “culto”,  tenemos las herramientas para crecer como ciudad y país, pero no tenemos la actitud, disciplina y el coraje de aprender cosas nuevas para ser mejores cada día y competir con el mundo, la responsabilidad no solo es del Estado, es también de cada uno y de nuestras pequeñas comunidades, creo que esperar que el Estado resuelva todo no es la solución, pero sea vivo y empezamos hacer desde nuestro terruño, por que pasarse de listo, deshonrar las leyes, o afectando a otro no lo hace feliz, ni mejor ser humano.

Andrés Ontaneda Vivanco

eaontaneda@gmail.com

Abrir chat