Resistencia del indio en el oriente ecuatoriano

El sistema educativo nos inculca a celebrar varios hitos históricos, denominados “conquistas”, como la del 12 de febrero de 1542.  No obstante, en el transcurso del tiempo, estos ideales se van perdiendo al conocer que la supuesta conquista podría ser considerada como una alienación o inclusive pensar en que se robaron la identidad cultural y el patrimonio que cada región tenía.

Los conquistadores a nombre del Rey, recorrían valles y montañas en busca de tesoros, así Francisco de Orellana organizó expediciones hacia los lugares en donde había más tesoro y seguramente hermosas amazonas; y, según cuenta la historia, Orellana y sus hombres sostuvieron varios combates con las tribus de nuestros ancestros, pero claro imposible que los indios desnudos, pudieran herir a quienes tenían armaduras y mejores armas; los indígenas fallecían, eran dominados, robaban sus tesoros y poseían a sus mujeres.

Tantos años que nos han adoctrinado y ahora pensamos que los ladrones del tesoro y violadores de las mujeres nos conquistaron y celebramos eso como una verdadera fiesta cívica. Por eso, es que existimos millones de mestizos creyéndonos españoles sangre azul y cada vez menos indígenas que no han renunciado a sus ancestros y que se mantienen bajo el cobijo de la pacha mama y viven bajo sus reglas.

Hoy 12 de febrero no recordemos la conquista española,  sino la bravura indígena que se resistió a la invasión cultural generada por los españoles. Esperemos que el racismo no nos haga aceptar el fraude electoral que una vez más en nuestro país, se está fraguando y que lamentablemente generará conmoción social que podría desencadenar mucha violencia.

Manuel Salinas Ordóñez

masalord@hotmail.com

Abrir chat