Loja cuenta con la primera capilla de Adoración Perpetua

Está en el templo de San Sebastián y con disponibilidad de las 24 horas.

La capilla está disponible para que los fieles acudan a cualquier hora.
La capilla está disponible para que los fieles acudan a cualquier hora.

Con una homilía y la bendición, se cumplió con la inauguración de la primera Capilla de Adoración Perpetua de la Diócesis de Loja, misma que fue edificada en el Templo de San Sebastián, que se encuentra en la parte céntrica de la ciudad.

El evento inició con la eucaristía en la que participaron autoridades eclesiásticas y civiles, así como personas invitadas, muchas de las cuáles apoyaron para consolidar el proyecto.

En la homilía el obispo de Loja, Walter Heras Segarra, mencionó que la Capilla de Adoración Perpetua es la primera y la única en la Diócesis de Loja, “las 24 horas estará abierta y esperándonos, haciéndonos sentir que su presencia y misericordia es infinita”, expresó.

Alegó que este espacio permite estar más cerca de Dios, donde se podrá encontrar paz, consuelo y esperanza.

Agradecimiento

El párroco de San Sebastián, Carlos Ortiz Mendoza, explicó que en la Capilla el Santísimo estará expuesto todo el día, además aprovechó para agradecer a Monseñor Walter “porque siempre ha mostrado alegría, entusiasmo y apoyo para consolidar la obra”; también extendió el saludo a los arquitectos que ayudaron a consolidar la capilla; así como a los benefactores.

Contó que hace dos años se venía plasmando la idea y poco a poco fueron consolidando este lugar santo y que el martes en la noche fue entregado a la comunidad.

Servicio

Con el tiempo se espera que esta Capilla pueda convertirse en un servicio sacerdotal nocturno. “Hay como 40 religiosos en Loja y está habilitado un cuarto para que puedan atender o descansar”, mencionó y alegó que habrá en las noches (22:00 hasta el día siguiente 06:00) un teléfono habilitado para atender llamadas de posibles emergencias, como para dar los santos óleos.

A nombre de la comunidad, Mónica Carpio, agradeció al padre Carlos Ortiz por las obras realizadas y ante todo por la construcción de la capilla, “nos deja un espacio para conversar íntimamente con Dios”, resaltó.

Monseñor Walter Heras hizo la bendición de la capilla y se permitió que los asistentes puedan observar este espacio de adoración.

Dos familias integrantes del Movimiento Llama de Amor iniciaron con la adoración y el cuidado de este espacio.

Durante los siguientes días dos familias por noche van a continuar cuidando el Santísimo por las noches, pero se deja la disponibilidad a otras personas que deseen participar.

CLAVE

Familias de grupos religiosos ayudarán a cuidar el espacio en las noches.

Abrir chat