Funcionario universitario participa en un simposio internacional

Paúl Palacios Sotomayor, quien es el responsable de ejecutar del plan de prevención del uso y consumo de drogas en la UNL, vuelve a participar hoy en el simposio.
Paúl Palacios Sotomayor, quien es el responsable de ejecutar del plan de prevención del uso y consumo de drogas en la UNL, vuelve a participar hoy en el simposio.

El catedrático y funcionario de la Universidad Nacional de Loja (UNL), Paúl Palacios Sotomayor, durante dos días, participa en condición de exponente en el simposio internacional, denominado ‘Prevención del consumo de sustancias psicoactivas en las universidades ecuatorianas’.

La cita académica, organizada por el Consejo de Educación Superior (CES) y que se cumple de manera virtual, reúne a una serie de expertos, tanto nacionales como extranjeros.

Introducción a la prevención de consumo de drogas en el ámbito universitario; Importancia de la prevención de consumo de drogas en el ámbito universitario; Informe sobre el consumo de drogas en las Américas 2019; Habilidades para la vida como eje para la prevención del consumo de drogas, entre otros, son los temas abordados en el evento.

Paúl Palacios Sotomayor, de la Unidad de Bienestar Universitario, de la UNL, sección Psicopedagógica, aborda el tema ‘Plan de prevención integral al uso y consumo de drogas en la UNL’.

La Unidad de Bienestar Universitario, dirigida por Cecilia Ruiz, impulsa un plan de igualdad, relacionado con las políticas que el CES establece en las diversas universidades del país.

El eje de igualdad tiene varios componentes: género, discapacidades, interculturalidad y socioeconómico.

En este orden, la UNL, dando cumplimiento a las políticas del CES, construyó el plan de uso y consumo de drogas en ese centro de estudios superiores, el cual fue trabajado en forma participativa, involucrando a estudiantes, docentes, empleados y trabajadores.

Dentro del plan, elaborado hasta 2023, con objetivos a corto, mediano y largo plazos, consta un modelo de intervención, relacionado con la modificación de conductas, para cuya aplicación fue necesaria la elaboración de un proyecto de guía, que comprende varios ejes como la prevención.

En este contexto, según explica Paúl Palacios, la prevención es vital y se aplica con jóvenes de los diversos ciclos, por medio de talleres sobre sensibilización, motivación, liderazgo, sexualidad, proyecto de vida y adaptación a la vida universitaria.

Una segunda parte del modelo consiste en, una vez identificado el estudiante que tiene problemas con las drogas y el alcohol, la intervención, mediante la aplicación de diversas pruebas, que están a cargo de médicos, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros.

La Unidad de Bienestar Universitario se encarga de hacer el seguimiento a los jóvenes y también el tratamiento, tanto médico como psicológico. Para esto último se pide la ayuda del Ministerio de Salud y del Seguro Social.

Paúl Palacios dice que el uso y consumo de drogas, como alcohol y cigarrillo, es un tema muy delicado, que lamentablemente está presente en las diversas universidades del país y que muchas de las veces se pasa por alto, aunque en la UNL ha recibido un apoyo especial la prevención de parte del rector Nikolay Aguirre y de la directora de la Unidad de Bienestar Universitario, Cecilia Ruiz.

CLAVE

La cita reúne a expertos nacionales e internacionales.

Abrir chat