Y una razón para unirnos

Loja, de geografía dura y agreste, los lojanos nos abrimos paso entre montañas y valles, siendo inventores, creadores y descubridores de esta tierra, también abrimos caminos y chaquiñanes donde la naturaleza aún reina. Y nos hemos asentado como apacibles vecinos de maravillas naturales, como Fierrourco, los picachos de Jimbura, el Podocarpus, los Guayacanes de Mangahurco, o las Pailas Rotas de Gonzanamá.

Tantos lugares como estos y otros que el Ecuador recién está descubriendo, y nosotros hemos aprovechado desde hace siglos.

Cultivando el mejor café del mundo, no hay un ecuatoriano que no haya probado o escuchado de él. Famosos por nuestra gastronomía también creamos sabores y platos típicos que nos vuelven insuperables, dueños de la veneración más ferviente tenemos a nuestra virgen del cisne, y claro, sabemos hacer fiestas y ferias.

Eso somos los lojanos. Transformadores  de naturaleza, cantantes, poetas, trovadores, agricultores, comerciantes, los primeros en todo, desde defender la soberanía del Sur, hasta ganar concursos de talento en televisión nacional.

Lejos de todo hemos forjado una cultura, un lenguaje y hasta un diccionario único, reconocido por todos y entendido por pocos.

Tenemos todo para ser el polo de desarrollo nacional, tenemos la tierra, tenemos el agua, tenemos las manos y tenemos las ideas. Solo falta unirnos como lojanos, al sentir de nuestra bandera provincial, de esa hermandad que nos hace únicos y al mismo tiempo diferente.

Que las ideologías no nos separen, que la política no nos transmute, y que éste ambiente político electoral no encienda las antipatías personales.

¡Lojanos somos!

Jorge Ochoa Astudillo

socjorgeochoaa@gmail.com

Abrir chat