Torbellino ambiental

De los problemas que afectan a Loja, ninguno de ellos es tan letal y pavoroso, como el de la contaminación de sus ríos, como consecuencia de las descargas de las aguas servidas.

Aun cuando varios ciudadanos han emprendido en una enérgica campaña para exigir una solución, ninguna Autoridad- probablemente por falta de presupuesto- han subsanado la situación que, según los entendidos en la materia, es una de las paradojas más graves de insalubridad de los últimos años.

Se estima que el 70% de dichas aguas desembocan en los ríos Malacatos, Zamora y Jipiro; y, que las mismas contienen contaminantes que reducen la producción de oxígeno y que están originando un grave riesgo a la salud de las personas, la fauna y la flora de nuestro ecosistema.

Un grupo de profesionales, con un patriotismo asombroso, entre ellos Alfonso y Melanio Coronel, Augusto Bustamante, Hernán Novillo y Ramiro Cueva, han realizado algunas propuestas técnicas que no les han hecho mucha gracia a ciertas autoridades. No obstante, la voz del pueblo lojano confía que todas las instituciones lojanas se congreguen y siguiendo el ejemplo de los cuencanos, formulen un proyecto integral que incluya un diagnóstico, propuesta, presupuesto y las fuentes de financiamiento, estas últimas que podrían ser canalizadas con el aporte de todas las instituciones, con una tasa de todos los lojanos y por supuesto con las gestiones pertinentes para obtener créditos no reembolsables.

Abrir chat