¿Qué priorizar rentabilidad o liquidez?

Antes de la pandemia, una clienta me pidió revisar su modelo de negocio, pues planeaba implementar una cafetería con un concepto seductor. Como era una clienta ilustrada y para ahorrarse honorarios de consultoría, ella misma había diseñado el proyecto.

Todo indicaba que se habían considerado varios detalles que afectarían a la rentabilidad del negocio, es decir, si luego de implementado el proyecto y si todo saldría según lo proyectado, el resultado financiero arrojaba ganancias en dólares, una vez pagados todos los costos y gastos en un año.

Mi duda surgió al percatarme que, el capital de trabajo se había caído del proyecto; es decir, ese flujo de dinero (liquidez) que se necesita para cubrir los gastos de insumos, sin los cuales el negocio no existiría (en este caso: café para preparar, té, chocolate, endulzantes, leche, pan, mantequilla, huevos, etc.) o sea, la lista de compras de supermercado no constaba en los costos. Al incluir este rubro la rentabilidad se vio afectada, al punto que el primer año el proyecto daba pérdidas.

No obstante -le dije-, un proyecto que arroja pérdidas en el primer año, suele ser un resultado esperado, porque el mercado está conociendo recién el negocio.  Al segundo año, se suele salir “tablas”, es decir, se cubren todos los costos y gastos, y tampoco suele haber ganancia. En el mejor de los casos, al tercer año un negocio empieza a tener algo de ganancia. Así que no se asuste, por el contrario, -agregué- siéntase tranquila que habrá liquidez suficiente para cubrir todos los gastos del primer año.

Abrir chat