Presunto ‘violador en serie’, detenido en un operativo, está con prisión preventiva

Las supuestas víctimas de 14, 16, 17, 20 y 21 años denunciaron al ciudadano de 18 años.

La audiencia de formulación de cargos fue el último viernes.
La audiencia de formulación de cargos fue el último viernes.

Las evidencias que los agentes de la Policía Judicial e Investigaciones de Loja recogieron de un aparente delito sexual en contra de cinco mujeres y que Judith Mora Riofrío, fiscal de Violencia de Género Número 1, exhibió a un juez de la Unidad Judicial Penal son contundentes y se admitió la prisión preventiva del sospechoso.

Durante 20 días los policías judiciales bajo la guía de Diego Eras Quirola, con grado de mayor, jefe de la Policía Judicial e Investigaciones de Loja, recabaron las evidencias del aparente delito luego de que las supuestas víctimas de violación denunciarán lo sucedido y acusaran del presunto delito a un ciudadano de 18 años.

Redes sociales, el gancho

Cada evidencia obtenida por los agentes judiciales relacionaba al ciudadano, quien habría contactado a sus víctimas: cinco mujeres, de 14, 16, 17, 20 y 21 años, a través de la red social Facebook. Él, de mediana estatura, las invitaba a tomar una bebida y ahí colocaba algún narcótico y ellas perdían el sentido.

La situación era aprovechada por el ahora procesado y él daba rienda a sus bajos instintos, que lo catalogaría, presuntamente, como un ‘supuesto violador en serie o un depravado sexual’. Él fue aprehendido la noche del viernes 14 de mayo de 2021 en el operativo en el cual estuvo presente Diego Eras Quirola.

Existen indicios digitales

El operativo no culminó con la detención del ciudadano sino que se extendió a un barrio del suroccidente de la urbe y de la casa en donde el supuesto violador en serie vivía se decomisaron varios indicios de carácter electrónico en donde estaría el material de las grabaciones que el ciudadano sabría hacer a sus víctimas.

«Exhortamos a todos los padres de familia a que controlen el uso adecuado de las redes sociales de parte de sus hijos y ante todo que ellos no acepten como amigos a personas desconocidas porque esto podría producir desenlaces que pondrían en riesgo la integridad personal de sus familiares», advierte Eras Quirola.

CLAVE

El ciudadano contactaba a sus víctimas a través de la red social Facebook.

Abrir chat