¿Portar armas?

La experiencia de otros países nos ha enseñado que el peor error que puede cometer un Estado, es permitir que sus ciudadanos porten armas. Son demasiado trágicas las experiencias de países en donde portar armas es libre: matanzas, balaceras y violencia a la orden del día.

Los mismos que lo proponen, seguramente se afilan las uñas para importar armas, otros para traficarlas; lo importante es la tajada que van a sacar a costillas de los ciudadanos.

En las películas antiguas vemos como llevaban al cinto la pistola y el hombre hacía justicia por su propia mano; al aprobar este macabro proyecto, estaríamos retrocediendo 300 o 400 años hacia el pasado.

Nos venden la idea de que se hará un examen psicológico. En un país corrupto a más no poder como el nuestro, ya sabemos cómo se llevarán a cabo estos exámenes. ¿Ya olvidamos lo que hacían con los carnets de invalidez? Se los entregaban a todos, excepto a quienes verdaderamente los necesitaban.

De darse este absurdo, los ciudadanos al defendernos nosotros mismos, estaríamos haciendo el trabajo que le corresponde a la policía y a la Defensa. Deberíamos preguntarnos entonces, para qué el Estado les paga a ellos para garantizar nuestra seguridad cuando somos nosotros quienes nos vamos a hacer justicia por cuenta propia.

Lo incoherente es que proponen el porte de armas pero deberían también tramitar una ley para que no sea delito matar. (No se puede permitir comprar foquitos de navidad y prohibir prenderlos).

Es lamentable, condenable y repudiable que lo único que buscan es votos. No importa cómo, según ellos el fin justifica los medios, pero hay una forma de demostrarles que el pueblo también piensa y que también siente con un NO rotundo en las próximas elecciones.

Abrir chat