¡No anclarnos en el pasado, optar por lo nuevo!

A pocos días de las elecciones del 7 de febrero, la carrera por el sillón de Carondelet se va esclareciendo y el electorado se va inclinando por el cambio.   

Es evidente que nadie apuesta a la continuación del gobierno de Moreno, pues este ha sido el peor de todos los malos gobiernos que ha existido.

Pero, el país requiere soluciones inmediatas a sus problemas. En la pandemia se ha despedido a 850 mil trabajadores, ellos, al igual que el resto de desempleados, reclaman su derecho al trabajo; exigen salud y bienestar para su familia.

Los trabajadores no quieren que se sigan burlando de sus derechos; exigen un salario justo y acorde al coste de la canasta familiar básica. Los pequeños y medianos productores, comerciantes y trabajadores por cuenta propia, requieren créditos blandos para reactivar sus economías familiares y contribuir al progreso del país.

Cientos de miles de jóvenes pugnan por cambios en la modalidad de bachillerato y exigen el libre ingreso a la educación superior con derecho a escoger su carrera. Las mujeres luchan contra un Estado patriarcal que alimenta la violencia y el crimen contra ellas.

La mayoría de hombres y mujeres, con principios y valores, repudian la corrupción, la impunidad y el delito como políticas de Estado.

El electorado no debe anclarse en el pasado, pues quienes fueron gobierno durante la “década saqueada” tuvieron la oportunidad de beneficiar a los trabajadores, pueblos y nacionalidades indígenas y no lo hicieron, se beneficiaron ellos. Se debe optar por lo nuevo: ¡Claro que se puede!

Al momento de ejercer el sufragio se debe recordar lo que dijo George Orwell: “Un pueblo que elige corruptos, impostores, ladrones y traidores, no es víctima, es cómplice”.

Remo Cornejo Luque

remocorluq@gmail.com

Abrir chat