Marilú Capa Galarza: Hoy valoro más la vida

La comunicadora social se recupera del atentado que sufrió en enero de este año. Anhela volver a ejercer su profesión.

Marilú Capa Galarza lleva a Loja en su corazón porque en esta ciudad estudió, trabajó e hizo amistades.
Marilú Capa Galarza lleva a Loja en su corazón porque en esta ciudad estudió, trabajó e hizo amistades.

La periodista Marilú Capa Galarza, quien fuera víctima de un intento de asesinato hace dos meses, continúa con su recuperación. En la ciudad de Nueva Loja, provincia de Sucumbíos, de donde es oriunda, el 19 de enero de este año ella recibió varios balazos en su humanidad, mientras se encontraba en el restaurante de su propiedad. Las autoridades policiales, horas después del incidente, indicaron que este hecho respondía a una tentativa de asesinato y no a algún acto de delincuencia común.

En la ciudad de Loja, este suceso generó profunda consternación porque la comunicadora estudió y laboró en esta urbe. Sus estudios de Comunicación Social los realizó en la Universidad Nacional de Loja (UNL) y luego prestó sus servicios en varios medios de comunicación. Su permanencia en Loja le permitió hacer amigos, quienes expresaron su solidaridad y le desearon una pronta recuperación.

Agradece a Dios

En su cuenta personal de Facebook, Marilú Capa Galarza, con fecha 19 de marzo de 2021, colocó un texto en el que primeramente agradece a Dios “por el privilegio de vivir”. Señala que aún le cuesta respirar y que siente dolor por los 35 puntos que tiene su abdomen “sin contar las huellas de las otras cirugías y los agujeros por donde ingresaron las balas”.

Califica como difíciles los días que han pasado desde ese suceso, pero sin embargo dice que ha podido “sentir el amor real de mi hermosa gente de Sucumbíos y de Loja. Dios les pague a todos y cada uno de ustedes porque con su infinito amor y solidaridad han extendido un granito de arena para mi recuperación”.

Manifiesta, además, que está recuperando su salud y que lo continuará haciendo hasta poder estar nuevamente de pie. “He llorado tanto que hasta las lágrimas empezaron agotarse, sin embargo, estoy viva y eso es lo más importante”, reflexiona.

En su mensaje, en el que agradece a muchas personas por la ayuda que le han brindado durante estos dos meses, cuenta que ahora valora más la vida. “No he hecho nada de lo que me arrepienta, solo he trabajado y vivido con honestidad, tengo deudas pendientes por la inversión que hice en mi restaurante, pero gracias a mi familia y amigos cercanos he podido responder sin quedar mal a nadie”, agrega.

Volver a su profesión

La periodista también hace público su deseo de volver a una cabina de radio y continuar ejerciendo su profesión “como siempre lo he realizado, con pruebas en mi mano he hablado lo que sé y lo que desconozco ni lo he pronunciado, porque una profesión no se forja de la noche a la mañana, son años de entrenamiento, vocación y no pienso dañar lo que con esfuerzo me costó crear”.

PARA SABER

El intento de asesinato en su contra ocurrió el 19 de enero de este año.

Abrir chat