Incendio de Capulí Loma deja destrozada y en la calle a la familia Ortiz-Macías

Las dos niñas, que según los médicos fallecieron por los gases tóxicos del flagelo, serán sepultadas hoy. Abuelo materno solicita ayuda para la madre.

El niño, de ocho años, se recupera en forma satisfactoria en el hospital Isidro Ayora. Es posible que hoy se le dé el alta.

Una capilla ardiente se levantó en el barrio Capulí Loma, ubicado en la parte occidental de la ciudad de Loja. Allí son velados los restos mortales de las niñas Anayeli y Fernanda, víctimas fatales del incendio registrado, a las 17:40, aproximadamente, del lunes 27 de diciembre de 2021. Un tercer afectado, Jesús, de ocho años, se recupera satisfactoriamente en el hospital Isidro Ayora.

Construcción mixta

El flagelo ocurrió en una vivienda de construcción mixta, consumiéndose en su totalidad una de las habitaciones, aparte de presentarse varias afectaciones en la infraestructura del domicilio. Los tres menores estuvieron dentro de la casa.

El gerente del hospital Isidro Ayora, Oswaldo Aguirre Valdivieso, explica que los gases tóxicos del incendio originaron el deceso de las dos niñas, de tres y cinco años. La una llegó sin vida a la casa de salud y la otra extremadamente grave, a quien se trató de entubar, pero falleció.

“Al otro niño (Jesús) se logró salvar, de tal manera que se encuentra en buenas condiciones de salud en el Departamento de Pediatría y es posible que mañana (hoy) salga con el alta”, informa el galeno.

Un llamado a la solidaridad   

Pablo Macías, abuelo materno de los tres niños, visiblemente acongojado, cuenta que su hija y madre de los menores, Susana Maribel, de 26 años, se quedó en la calle, dado que las llamas arrasaron con todo y de allí que apela a la solidaridad de la comunidad lojana para que acuda en su ayuda.

El sepelio de las dos niñas se cumplirá hoy, en el camposanto Parque de los recuerdos, tras una misa a celebrarse en horas de la tarde, en el domicilio.

EL DATO

La ciudadanía lojana, para efectos de ayuda, puede contactarse con Pablo Macías, abuelo de los menores, al celular 0993685368.

Abrir chat