Estado de Derechos, pero de irrespeto absoluto

El Derecho contiene el conjunto de normas que regulan la convivencia social de las personas. En toda comunidad surgen conflictos, y las normas que conforman el Derecho tienen el objetivo de solucionarlos, por lo cual desde las primeras sociedades humanas se necesitó de ellas, para establecer jerarquías, división de funciones, regulación de la vida sexual, solución en las disputas de bienes, hasta la creación del Estado como instrumento de las clases sociales dominantes para su beneficio.

El sistema de normas incluye los usos, las costumbres, las normas morales, las religiosas y las jurídicas, requiriéndose en este último caso, órganos públicos encargados de su elaboración, aplicación y sanción.

En el Ecuador de los últimos 14 años, los órganos públicos encargados de este sistema de normas han dejado mucho que desear. Es inadmisible la conculcación constante de derechos, de todo orden, dando a entrever que estamos ante un sistema parcializado, corroído por los tentáculos de poder, el dinero y la corrupción.

Solo como ejemplo, el amotinamiento de PPL no solo dejó estupefacto a todos, sino que hizo evidente el poder de las mafias para defender sus territorios, mercados y jerarquías.

La renuncia exigida al Ministro de Salud, era el clamor popular ante la negligencia en el manejo del sistema sanitario para enfrentar la pandemia del Covid 19 y para planificar la vacunación masiva a la población. El derecho a la salud era opcional y mercantilista.  

El proceso electoral, cuestionado y manoseado por donde se lo mire, tiene intereses creados por los grupos de poder. Hay una clara violación al derecho de elegir y ser elegido, hay un irrespeto absoluto a la voluntad popular.

¡En una sociedad cuando se violenta el Derecho, se genera el caos!

Remo Cornejo Luque

remocorluq@gmail.com

Abrir chat