Educar para la vida

Con este lema, en julio de 1995, se conformó sociedad Eduvida que entró a regentar el colegio particular Eugenio Espejo, ubicado en el barrio Amable María, al norte de la ciudad. Esta sociedad estuvo integrada por un grupo de accionistas con visión educativa, quienes se propusieron ofrecer una educación de excelencia para la juventud lojana, con importantes innovaciones que dieron a esta institución su propia identidad.

El primer ciclo lectivo 1995-96, arrancó con 78 alumnos, convertidos en fecunda semilla pues, a la vuelta de 25 años, se han convertido en cerca de mil estudiantes pues, en el año 2012, se fundó la escuela con atractivas ofertas educativas, que alentaron a los padres de familia a buscar este centro educativo para formar a sus niños. En el  año 2017, se convirtió en  Unidad Educativa Particular Eugenio Espejo con sus niveles de primaria y secundaria.

En estos cinco lustros, insignes educadores, con la sabiduría que da la preparación académica y la experiencia, han ocupado y ocupan  el sillón de Eugenio, dirigiendo al colegio con gran acierto y ponderada rectitud, proponiendo siempre su continuo desarrollo académico para convertirlo en uno de los centros particulares de mayor nombradía.

Desde sus inicios ha contado con un personal docente muy calificado en los ámbitos cognitivo y moral, base fundamental para que los estudiantes que  se educan en esta institución, al concluir su bachillerato, tengan el suficiente potencial para ingresar a cualquier universidad del país y del exterior. El dominio del inglés es una de sus fortalezas, al igual que las matemáticas y la investigación. Eventos como festivales de cortometrajes, publicación de Domovik; participaciones en concursos de oratoria,  ferias de ciencia y tecnología, coreografías, deportes, y un largo etcétera, hacen del Eugenio Espejo un centro de gran notoriedad.

La pandemia silenció los festejos que se preparaban para celebrar sus Bodas de Plata. Lo importante es destacar esta gran performance educativa del Eugenio Espejo en sus 25 años.

Darío Granda Astudillo

dargranda@gmail.com

Abrir chat