Ecuador cumple el primer año de pandemia

Ha sido un año duro por la confluencia de factores que doblegaron al país en los planos sanitario y económico.

El sistema de salud colapsó en muchas ocasiones.
El sistema de salud colapsó en muchas ocasiones.

El 29 de febrero de 2020 la exministra de Salud, Catalina Andramuño, informó el primer caso de Covid-19 en Ecuador, que resultó en una mujer que había llegado de España. En este tiempo se sabía poco sobre esta enfermedad en el país, peor lo que se venía encima, ya que el contagio se proliferó rápidamente.

Fue el 11 de marzo de 2020 cuando el Gobierno decretó la Emergencia Sanitaria y cinco días después el estado de excepción, confinamiento que dejó calles prácticamente vacías, sin embargo, en algunas provincias, como Guayas, ya había un colapso en salud y en las funerarias.

En el escenario desalentador y trágico de la pandemia, se registró colapso en hospitales y funerarias, miles de muertos, escándalos de corrupción, despido de trabajadores y empleados, cierre de locales comerciales, de empresas y más.

La corrupción no se hizo esperar. Cientos de irregularidades se detectaron en los contratos en la adquisición de insumos médicos en hospitales públicos, prefecturas y municipios.

Loja

De acuerdo a los registros de la Zona 7 de Salud el 17 de marzo de 2020 se registraron los primeros casos de Covid-19 en la provincia de Loja, uno en el cantón Loja y otro en el fronterizo cantón de Macará.

Hasta la fecha se registran, en la plataforma que maneja el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Provincial, 10.205 positivos, con 1.051 activos y 296 fallecidos; mientras que en los datos que emite el Ministerio de Salud refieren 10.357 casos, de los cuáles 291 han fallecido y 54 muertes probables de contagio.

Durante este año de pandemia, los datos no han coincidido de los que entregan los COE Nacional y Provincial, lo que al principio generó bastante confusión e intentos de explicación de las autoridades, pero a la fecha la mayoría de personas ya no cuestionan, pero todavía genera ciertas dudas.

Año complicado  

El coordinador de Movimientos Sociales de Loja, Luis Rueda Rueda, cataloga como un año bastante duro para el pueblo ecuatoriano, donde se ha soportado la envestida del virus, así como otras dificultades en temas de salud “porque no han podido dar respuestas reales y efectivas a las denuncias del pueblo ecuatoriano en temas de corrupción, así como en el tema de infraestructura para ser atendidos eficientemente, lo que ha significado varias muertes”, cuestiona.

Adicional siente que el Gobierno, aprovechando el confinamiento, se materializó políticas bastante cuestionadas como la reducción de la jornada laboral, reducción de los salarios y otros aspectos que han generado que más de un millón de personas se queden sin sus fuentes de trabajo.

Con esto concuerda, el exeditor de diario La Hora de Loja, José Padilla Puchaicela, quien refiere a un inhumano despido que hizo a la mayoría de los trabajaban en dicha empresa. Llevan 10 meses del despido intempestivo y hasta la fecha no tienen respuesta de los propietarios.

Aprendizajes

Mientras que el asesor Empresarial, Marlon Tandazo Palacio, puntualiza cuatro aspectos importantes que deja la pandemia. Lo primero, la prevención o contingencia en instituciones y en los hogares, pues afirma que cambió la forma de trabajar, prioritariamente desde los casas, lo que significó acoplarse y establecer esquemas para alojar información. Adicional que muchas personas tuvieron que diversificar las fuentes de ingreso para hacer frente a los compromisos que se tiene en casa.

Lo segundo que considera es que se anticipó el futuro en tres aspectos: teletrabajo (labor que se hace desde casa dependiendo el giro de negocio), teleeducación (educación desde caso, aunque se debe analizar la pertinencia de la formación), y el comercio electrónico ya que ahora estamos más receptivos para hacer transacciones y recibir cosas en el hogar.

También considera que ahora hay una mayor sensibilidad al cuidado ambiental, ya que los efectos que se desatan como humanidad pueden tener consecuencias catastróficas. Agrega que ahora existe preferencia por hacer turismo a la naturaleza, incluso se opta por hacer reuniones al aire libre.

El cuarto aspecto que puntualiza es que se crearon también nuevas oportunidades, ya que el mismo hecho del distanciamiento físico nos ha hecho valorar mucho más nuestras formas de relacionarnos en persona.

“Por su puesto habido sectores bastante golpeados como el transporte y turismo, que deberán reinventarse para mantener la operatividad”, analiza y dice que por otra parte hay empresas han aprovechado para crecer, además que se han presentado nuevos escenarios, así como llegar a las personas aprovechando la tecnología.

CLAVE

Se perdió alrededor de un millón de empleos a nivel nacional.

Abrir chat