Cristóbal Mocha afronta un fuerte quebrantamiento en su salud

No puede interrumpir un tratamiento médico, sin embargo, la limitante ahora es que no tiene dinero.

El ciudadano lojano, debido a su enfermedad, no puede trabajar.
El ciudadano lojano, debido a su enfermedad, no puede trabajar.

El periodista e invidente lojano, Cristóbal Mocha Jaramillo, afronta un duro revés en su salud, que lo tiene preocupado, al igual que a sus familiares, principalmente si el dinero ya se agotó en su tratamiento. Pide la ayuda generosa de la comunidad lojana.

Enfermo desde octubre pasado

A finales de octubre de 2020, se le presentó un problema estomacal, obligándolo a acudir de emergencia a una casa de salud, en busca de mejoría, encontrándose desde los primeros días de noviembre hasta la actualidad siguiendo un estricto tratamiento médico, recetado por la gastroenteróloga Verónica Astudillo.

En la primera cita, la especialista, tras detectarle una fuerte infección intestinal, le pidió que se practicara varios exámenes médicos: heces, sangre, ecografía estomacal, endoscopía, biopsia y colonoscopía, que le permitieran detectar el origen del problema y descartar la presencia de alguna enfermedad maligna como el cáncer.

Las pruebas, según expresa, arrojaron que se trataba de una fuerte infección intestinal, hígado graso, helicobacter pylori, colon irritable, hemorroides, retención de heces, señalando que pueden ser combatidas con farmacéuticos y una buena dieta alimenticia.

“Pese a contar con la ayuda de mi familia y de algunos buenos amigos, así como de la profesional que me atiende, quien consiguió rebajas en unos exámenes médicos, el deterioro de mi salud ocasionó que mis pocos ahorros se terminaran”, manifiesta el comunicador.

Sin un trabajo seguro

Cristóbal Mocha, quien es socio de la Unión Nacional de Periodistas (UNP), núcleo de Loja y sin una fuente de empleo segura, toda vez que su ocupación era vendedor de tarjetas y recargas de telefonía móvil, así como de juegos de azar, ahora pide la ayuda de la ciudadanía lojana, a través de un aporte económico, que le permita seguir con el tratamiento médico que, “según conversaciones con mi especialista, continuará por algunos meses más”, dice.

PARA SABER

La contribución económica se puede realizar en la cuenta de ahorros de la Coop-Mego, número 401010227499. El contacto es 0995866576, correo electrónico rocrismo@gmail.com.

Abrir chat