Celebremos el día de la madre de manera diferente

Este domingo celebraremos el día de la Madre de manera diferente. Sin regalos, sin amplias reuniones familiares, sin visitar la tumba del ser que nos dio la vida, sin fiestas, sin ofertas, sin repuntes económicos, sin negocios, sin regalos, o quizá sí los haya, pero no con la pomposidad de antes.

El día de la Madre vuelve a su esencia, a expresar el amor hacia ese ser que nos dio todo desde antes que nosotros le hayamos podido conocer, el día de la Madre se celebra con mayor alegría, aunque sin tanta euforia, porque valoramos más que nunca tener a nuestras madres vivas, sanas, felices, aun cuando no las podamos visitar.

Y no faltará quien quiera romper las reglas, quien se pegue una escapada para darle un abrazo al ser que más ama en esta vida, porque las videollamadas no son suficientes, porque la distancia abruma, porque, además, es un buen pretexto para romper el confinamiento, porque ese amor es tan único e inigualable que va más allá del temor a cualquier pandemia.

Sin embargo, que la emoción de esta fecha no nos lleve a cometer imprudencias, más bien, no hay mejor forma de rendirles tributo que cuidándolas, guardando el distanciamiento social que los científicos recomiendan. Evitar abrazarlas, llevados quizás por la nostalgia y emoción de volverlas a ver.

Lo importante es no dejar pasar por desapercibida la fecha dedicada a este ser sublime lleno de amor para sus hijos… Feliz Día Mamá.

Marco A. González N.

marcoantoniog31@hotmail.es

Abrir chat