Valoraciones sin acciones no tienen sentido.

Es verdad que el proceso electoral actual de Ecuador está bordeado por un sinnúmero de irregularidades y de hechos nunca antes vistos. La gran mayoría de ciudadanos estamos conscientes que se deben instaurar mejoras, es imprescindible una maduración en todos los procesos, eso es indudable. Respecto al alto número de candidatos y a las propuestas también es necesario poner enmiendas, a muchas personas nos parece exagerado. Los debates que se han dado estos días nos confirman que no hay calidad, solo cantidad de personas que ostentan una curul política en el país. Por todo lado hay opiniones de malestar e inconformismo, no estamos a gusto ¿pero qué hemos hecho para formular algo diferente? No es cuestión sólo de criticar, sino de proponer con la anticipación debida. Nos hemos vuelto muy cómodos ante aspectos que son de vital importancia, no hay reacción adecuada, sólo crítica no fundamentada.

Si bien ahora las cosas ya están dadas, y es extremadamente tarde para rever cualquier situación política, es prioridad ir pensando, proponiendo y ejecutando acciones que nos lleven a tener procesos electorales mejor estructurados, tanto en gestión operativa como en la  definición de candidatos. Las propuestas deberían venir de todos los sectores sociales, pero principalmente de quienes hasta ahora, pese a su formación, han tenido poca participación, me refiero a los académicos de universidades y escuelas politécnicas del país. Son personas que se están volviendo expertos en el análisis, pero muy poco propositivos.

Las mejoras de los sistemas no se hacen de la noche a la mañana, deben ser pensadas con anterioridad y sobre un plan de acciones permanentes y con vigilancia profesional. Nuestro país ya merece una estructura política diferente, entonces vayamos planificando desde ahora para la siguiente década ¡Si no actuamos de qué nos quejamos! 

Hernán Yaguana Romero

hayaguana@utpl.edu.ec

Abrir chat