Una segunda vaporización llegó a la parroquia celicana Sabanilla

Experto manifiesta que se empieza a experimentar cambios, incluso algunos habitantes superaron el virus.

La tarea, a cargo del biólogo Ernesto Gallo, se cumplió puerta a puerta.
La tarea, a cargo del biólogo Ernesto Gallo, se cumplió puerta a puerta.

En la parroquia Sabanilla, del cantón Celica, en la provincia de Loja, este lunes 26 de abril de 2021, se aplicó una segunda vaporización. La actividad estuvo liderada por el biólogo Ernesto Gallo Quezada, quien califica de exitosa la actividad.

Las autoridades de ese sector celicano, la semana anterior, dieron la voz de alerta sobre múltiples contagios de Covid-19 y varias muertes.

Ya en una primera ocasión, el mismo profesional intervino. La segunda estuvo prevista para el sábado pasado, pero por razones del confinamiento total se pospuso un día después.

Ernesto Gallo cuenta que en la jornada del lunes, que contó con el apoyo logístico y recursos humanos del Municipio de Celica, así como con la colaboración del Gobierno Parroquial, la labor se realizó puerta a puerta, pero con “una concentración viral más fuerte de la habitual que se venía realizando en otros sitios”.

Sobre esto último, explica que en la parroquia se tenía una cepa demasiado fuerte que, de hecho, estaba causando serios estragos y que, en su criterio, bien pudo ser el semillero para que el sector fronterizo de Loja puede tener secuelas más graves.

En algunos barrios donde anteriormente se vaporizó y que adolecían de una fuerte presencia de Covid-19, esta vez, según dice, se notó un cambio, incluso ciertos habitantes superaron el virus.  

El biólogo estima que, en este sentido, en los próximos días la parroquia empezará a efectivizar una respuesta inmune, tras la vaporización efectuada durante dos veces.

“Fue un trabajo totalmente fuerte, ya que se vaporizó incluso a los animales”, expresa, al tiempo aspira que todo vaya pasando hasta que en la parroquia baje a la mínima expresión la carga viral.

Cabe destacar que Sabanilla, de alrededor de 2.700 habitantes, a diferencia de otras ciudades del país y del mundo, permaneció durante un año sin contagio alguno, ya que la población se cuidó, a través de las diversas medidas de bioseguridad.

PARA SABER

A partir del brote del virus, en marzo de 2020, el sector no había tenidos casos positivos para Covid-19.

Abrir chat