Un curso finaliza en la parroquia Gualel

Dieciséis personas se graduaron.
Dieciséis personas se graduaron.

En días anteriores, en la parroquia Gualel, del cantón Loja, se realizó la graduación del curso de monitoreo ambiental. La iniciativa la llevó a cabo el Centro de Innovación y Desarrollo para la Industria y la Minería (CIMA), en conjunto con la empresa Cornerstone representando al proyecto Caña Brava.

El evento contó con la participación de 16 graduados, familiares, autoridades parroquiales y representantes de las instituciones capacitadoras, quienes se manifestaron a favor de este tipo de iniciativas académicas que generan un aporte positivo a las zonas de influencia.

Roberto Valarezo, gestor y analista de ventas y proyectos de CIMA, manifestó que esta institución “tiene el propósito como academia de unir a la empresa minera con la comunidad, tratando de que estos procesos lleven a los líderes comunitarios a vincularse con las actividades que lleva la empresa minera. Nuestra aspiración es que se continúen con este tipo de iniciativas con Cornerstone esperando que la empresa siga confiando en lo que hemos venido trabajando”.

Luis Orlando Angamarca, en representación de los graduados, se mostró agradecido por la oportunidad e indicó que “los conocimientos impartidos por los capacitadores son muy importes para el monitoreo del agua, muestreos de aire y suelo. Nosotros sí podemos hacer minería cuidando los recursos que tenemos, es sostenible si se lo hace bien y cuidando los recursos”. Patricio Quinde, relacionador comunitario de Cornerstone, mencionó que “el trabajo con CIMA fue coordinado participativamente con enfoque de género para la participación de todos los ciudadanos de la parroquia para la formación y comprensión del uso de agua en la minería. Es una iniciativa que beneficiará en información adecuada de las actividades que realiza el proyecto de eco exploración minera Caña Brava”.

Abrir chat