Un año de injusticia y esperanza

La palabra, tanto en el pensar como en el decir, busca descifrar aquella esperanza popular que ha muerto en la voz del político… pero que vive en el quehacer periodístico, en el trabajo tesonero de todos los obreros de la comunicación cuyo objetivo será siempre decir la verdad… nada más que la verdad.

Ayer, se conmemoró un año de una acción baja, inmoral, aleve en contra de 32 trabajadores de Diario La Hora, quienes con esfuerzo, dedicación y años de servicio, supieron edificar una empresa próspera y con identidad periodística en el sur del país; pues, los intereses personales y la codicia empresarial superaron la ética, el ordenamiento jurídico y la gratitud para quienes fueron el pilar fundamental de los logros alcanzados.

No obstante la adversidad referida, el talante y el profesionalismo de estos guerreros de la comunicación, superó toda bajeza empresarial, su compromiso será con el pueblo, con la esperanza y la verdad, jamás con los grupos o personas que buscan en la tarea periodística… un resquicio más para mentir o engañar. Vuestra tarea ha sido privilegiar el pensamiento y la palabra… antes que el capital societario de la empresa.

Hoy, con la certeza que da trabajar con honorabilidad, responsabilidad y visión ciudadana están cosechando ese esfuerzo individual y familiar de formar su propia empresa, su propio diario con identidad periodística y no financiera, por ello, podemos congratularnos con “Hora 32”, nuestro periódico el cual cumple un año de exitosa fundación. En buena hora, que siempre exista: …buen viento …y buena mar.

Lenin Paladines Salvador                           

leninbpaladines@hotmail.com

Abrir chat