Sectores lojanos critican el trabajo cumplido por la Asamblea que fenece

Se habla que la fiscalización fue nula y que la entidad se vio empañada por actos de corrupción. Plantean la devolución del dinero percibido por legisladores.

La Asamblea Nacional que fenece es blanco de críticas. (Fotografía cortesía Radio La Calle)
La Asamblea Nacional que fenece es blanco de críticas. (Fotografía cortesía Radio La Calle)

Diversos sectores ciudadanos califican de deficiente el trabajo de la Asamblea Nacional, en estos cuatro años de ejercicio, y que sus integrantes, lejos de dedicarse a fiscalizar, se orientaron al reparto de puestos burocráticos, alcanzar carnés para sus intereses personales, así como una buena parte de ellos estuvo involucrada en actos de corrupción.

‘Un trago amargo’

El jurisconsulto lojano, Luis Cuenca Medina, opina que la actividad cumplida por la Legislatura, que feneció este jueves 13 de mayo de 2021, deja un trago amargo a la mayoría de ecuatorianos puesto que, lejos de legislar y fiscalizar, se convirtió en la “repartidora de hospitales, de carnés para personas con discapacidad, sin que estas tengan ningún porcentaje, así como la repartición de las entidades públicas, las coimas a granel, es decir, una Legislatura completamente desprestigiada que no ha hecho nada por el pueblo”.

Acota que lejos de hacer el bien a los habitantes, más bien fue su verdugo, aprobando, por ejemplo, una Ley Humanitaria que originó el despido de empleados, la no entrega de nombramientos al sector salud que estuvo en primera línea combatiendo al Covid-19, entre otros hechos.

“La Asamblea se va sin bombos ni platillos, pero sí, obviamente, algunos de los asambleístas con hartas ganancias”, precisa.

Para el coordinador de los Movimientos Sociales de Loja, Luis Rueda Rueda, la Legislatura le queda debiendo mucho al país y que, por tanto, concluye su período con menos del 6% de credibilidad, lo cual deja ver, según manifiesta, que la labor de sus integrantes no fue buena, sobre todo, en el cumplimiento de su papel de legislar y fiscalizar.

Agrega que en ese Poder Legislativo se vio empañado por actos de corrupción, donde se vieron comprometidos “buena parte de los asambleístas en los temas de carnés, contratación de obras (…). En legislación no estableció las normas que los sectores anhelaban…”.

El campo abandonado

El sector rural de la provincia de Loja, según señala el comunicador social Bolívar Loarte, no ha recibido ayuda alguna por parte de la Legislatura Nacional, particularmente los asambleístas lojanos, y de allí que el campo se encuentra abandonado.

A excepción de la representante Jeannine Cruz Vaca, el resto no apoyó al agro, al turismo, al sector de la construcción, entre otros. También precisa que faltó mucho la fiscalización al Paso Lateral y reitera que se olvidaron del sector rural.

De mala a regular es la calificación que le pone a la Asamblea el catedrático universitario y veedor social, Yoder Rivadeneira, porque más bien se dedicó a aprobar leyes que fueron en contra de los derechos de los ecuatorianos, llenando de angustia, por la pérdida de sus fuentes de trabajo, entre otros.

Respecto a fiscalización, precisa que es pésima la gestión y que los actos de corrupción, como las mascarillas, las fundas de cadáveres, quedaron en la impunidad, “producto que esta Asamblea no ejerció su papel de fiscalización y cómo pudo hacerlo si más del 75% de legisladores están con procesos penales por actos de corrupción y, además, han sido sordos, ciegos y mudos (…). Los órganos de control deberían obligar a los asambleístas a que devuelvan el dinero que se lo han gastado y que no han hecho nada…”.

‘Asambleístas quedaron debiendo’

La comerciante lojana, Victoria Narváez, opina que los legisladores quedaron debiendo al país porque nada hicieron, ni siquiera atendieron las llamadas que se les hizo para que investiguen casos de corrupción.

Enfatiza que queda una mala experiencia de la Legislatura que fenece y, por tanto, considera que “no sirvió absolutamente para nada”.

En el plano cultural también hay reparos a la actividad cumplida. Wilson Castillo, cineasta y músico lojano, expresa que la Legislatura ha sido “inexistente e inoperante” y que en este campo no se ha avanzado en nada.

“Una muestra de ello es que las políticas culturales se han vuelto a centralizar y las ciudades periféricas   no han tenido el apoyo fundamental para el desarrollo de las artes y la subsistencia de los artistas”, precisa el gestor cultural.

‘Se dedicaron a levantar la mano’

Hermes Tenesaca, integrante del movimiento Venceremos, comenta que los asambleístas se dedicaron a levantar la mano y a aprobar leyes que perjudicaron a la gran mayoría del pueblo ecuatoriano.

Por suerte, según manifiesta, la nueva Asamblea, que se posesiona este viernes 14 de mayo, estará conformada por sectores progresistas, que “ternemos la esperanza que trabajarán a favor de los ecuatorianos”.

PARA SABER

La nueva Asamblea, para los próximos cuatro años, se posesiona este 14 de mayo de 2021.

Abrir chat