¿Qué esconde la historia de Lorenza?

Hace unos días, el Presidente Guillermo Lasso narró la historia de Lorenza, una mujer que cuando tiene empleo gana 20,00 dólares al mes. De igual manera, en Ecuador también hay Pepitos, Juanitos y Marías que viven en una situación precaria, pero que sueñan con alcanzar un nivel de vida digno. 

Según datos de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU) a junio de 2021, el 5% de la población económicamente activa (PEA) tiene un ingreso laboral menor o igual a los 20,00 dólares mensuales, es decir, aproximadamente 400.000 personas.

El Presidente manifestó que cualquier valor superior a los 20,00 dólares mensuales, es bastante. Sin embargo, dicho valor ni siquiera está cerca de la línea de extrema pobreza de 47,74 dólares mensuales, bajo la cual se ubica el 14,7% de la población ecuatoriana (2,6 millones de personas).

Lo verdaderamente preocupante detrás de la historia de Lorenza, es la intención de posicionar a la precarización laboral como una alternativa de solución a los problemas económicos que atraviesa el país. La precarización ya es un problema en Ecuador, que se debe combatir, no profundizar.

La generación de empleo es fundamental para la recuperación económica, pero no se debe alcanzar a costa de la vulneración de los derechos laborales. El discurso y las acciones deben ser a favor de empleos de calidad, no en su detrimento. Queremos un Ecuador de progreso para todos, no un país en el que ganar más de 20,00 dólares sea la meta principal.

Diego García Vélez

dfgarciax7@gmail.com

Abrir chat