¡Primero de Mayo!

El incremento del Covid 19 y la inoperancia del gobierno para afrontarla y disminuir sus efectos en la población con políticas de protección, obligan a los trabajadores, pueblos y nacionalidades indígenas a conmemorar el 1º de Mayo en medio del confinamiento, pero no acallará la voz de protesta y el deseo de que las cosas cambien para beneficio popular.

Hay expectativa de la población por la posesión del nuevo presidente de la República, Guillermo Lasso, y de la Asamblea Legislativa. Lasso reemplaza a Moreno y buscará avanzar en la aplicación de la política neoliberal que viene ejecutando su antecesor. Asumirá la presidencia luego de un proceso electoral, donde el 7 de febrero se consumó un escandaloso fraude, que impidió a Yaku Pérez ser uno de los finalistas.

El nuevo gobierno iniciará su gestión con más del 57% de personas que no lo apoyaron en las urnas. Los miles de trabajadores, campesinos, mujeres golpeados por la crisis, demandarán del nuevo gobierno la atención inmediata a sus necesidades vitales, el respeto a sus derechos, la vacunación masiva y gratuita ya; se opondrán a toda política que golpee aún más sus afectadas condiciones de vida. Se opondrá a cualquier intento de amnistía o indulto que se pretenda favorecer al jefe de la mafia correísta, pues son evidentes los delitos cometidos contra la administración pública.

Estas demandas se empezarán a escuchar en las calles por el Día Internacional del trabajador. Esta fecha es histórica en defensa de los derechos y conquistas de los trabajadores del mundo, es un día de unidad, de lucha y de solidaridad.

Remo Cornejo Luque

remocorluq@gmail.com

Abrir chat