LIDERAZGO EDUCATIVO EN PANDEMIA

Para garantizar la continuidad de estudios en tiempos de pandemia, los Instituciones Educativas han adaptado en los planes de carreras y programas a la modalidad híbrida, conjugando para ello las modalidades semipresenciales, en línea y a distancia. Esta modalidad de enseñanza prioriza el aprendizaje autónomo de los estudiantes, para lo cual se requiere que todo curso, asignatura o su equivalente contenga una guía de estudios. Para fortalecer los procesos de aprendizaje autónomo de los estudiantes, así como la ampliación, profundización y especialización de los conocimientos, deben ofrecer al estudiante el acceso abierto al menos a una biblioteca virtual y un repositorio digital de apoyo.

La pandemia debe crear un liderazgo sobre el nuevo paradigma en la educación, considerando los planes estratégicos, no como soporte a la institución, sino como extensión de la estrategia pedagógica.

La coyuntura actual ha creado un cambio en los estudiantes porque la generación y sus expectativas vitales y laborales están cambiando. Los estudiantes tienen nuevas expectativas basadas en la inmediatez de las respuestas y la disponibilidad del contenido pedagógico, por lo que los Instituciones Educativas, deben de poder responder y adaptarse a las nuevas necesidades. De lo contrario, aparecerán otros agentes que lo harán, poniendo en riesgo a la educación que se imparte.

La Enseñanza Remota Emergente supone de adaptaciones y ciertas condiciones para ser implementada que van -desde el fortalecimiento de infraestructura, adaptaciones curriculares y pedagógicas, incluso flexibilidad y adaptación al cambio de la cultura institucional- este tránsito, podría complejizarse en contextos en donde las Instituciones de Educación acarrean problemas o retos previos que no han sido resueltos del todo, incluso antes de la pandemia.  Cambio y fuera.

Richard E. Ruiz O.

richardruiz.45@gmail.com

Abrir chat