Mutualismo

Las instituciones financieras (bancos y demás) nos han robado las palabras más importantes de la antropología, pongamos unos ejemplos: la palabra interés viene de inter esse (estar-entre), el ser-con-y-para-el-otro, preocuparse por el otro. Beneficio de bene facere (hacer el bien), algo beneficioso o que conlleve beneficios humanizadores y no solo de dinero. La palabra débito de debitum y de debere, cumplimiento del deber, del deber de vivir humanamente, sin degradación y responsabilizarse por lo que se hace. La palabra crédito de creditum (credibilidad: ¡creo en ti!), confianza que el otro me da sin pedirme garantía alguna. La palabra rédito de redere (supino de reditum), devolver lo robado, que es quizás lo que hacen los bancos. La palabra mutualismo significa relación comunitaria donde las gentes ayudan unos a otros y no solo a aquellas que padecen necesidad: grupos de apoyo mutuo, patrullas de vigilancia vecinal, cooperativas de producción, sociedades de ahorro comunitario y todas aquellas formas que no tengan ánimo de lucro. Los grupos de apoyo mutuo tienen un papel decisivo en la lucha de los problemas de la comunidad, aquí la gente no contabiliza lo que da a otras personas, se promueve la relación yo-Y-tú o mejor aún la relación yo-nosotros; las gentes están dispuestas a hacer cualquier cosa por los demás. Estamos viviendo la tercera revolución científica y la cuarta revolución industrial, pero no hemos empezado la revolución moral personalista y comunitaria para ser a la vez científicos, sabios y buenos. Si queremos sembrar ciudadanía debemos empezar cambiando nuestro cor-razón (corazón y razón a la vez). Somos un dentro que necesita un fuera y un fuera que necesita un dentro. ¿Existe algún grupo de apoyo mutuo en tu barrio?

Jorge Benítez Hurtado

jabenitezxx@utpl.edu.ec

Abrir chat