La vía antigua a Cuenca, desde Sauces Norte, en malas condiciones

Los habitantes de Masaca, Chirimoyo, Jimbilla, Solamar, San Lucas, entre otros sectores, exigen el mantenimiento inmediato. Concejal realiza un pedido.

Los vehículos deben transitar con sumo cuidado, ante el peligro reinante en la vía.
Los vehículos deben transitar con sumo cuidado, ante el peligro reinante en la vía.

La vía antigua a Cuenca, a partir de Sauces Norte, en la ciudad de Loja, se encuentra en malas condiciones. Moradores del sector y transportistas reclaman a las autoridades mayor atención a ese eje. Dicen que esa tarea le compete al Gobierno Provincial de Loja.

Sector Chirimoyo, el mayormente afectado

Marlene, de Masaca, barrio que aglutina a 150 habitantes, revela que la carretera se encuentra en pésimo estado, especialmente en el sector Chirimoyo, donde, según cuenta, corre el agua sin control y que es producto de la constante rotura de la tubería del Plan maestro de agua potable. 

Carlos, un transportista y usuario de la vía, expresa que, aparte del Chirimoyo, también está siendo afectado el barrio Masaca. Señala que, hace unos 15 días, la Prefectura envió una máquina y luego de trabajar dos días el operador se retiró, sin que haya vuelto, al menos hasta ayer no regresaba.

Acota que las labores le competen estrictamente al Gobierno Provincial, pero que, sin embargo, tiene conocimiento que la maquinaria ha sido destinada a parroquias, como Malacatos, Vilcabamba, Chantaco, Chuquiribamba, donde hay una mayor población.

Vale destacar que la vía antigua conecta con otros importantes lugares, como Solamar, Jimbilla, San Lucas, así como a la parroquia Imbana, perteneciente al cantón Zamora, en la provincia de Zamora Chinchipe.

‘Una vía abandonada’

En criterio del concejal rural lojano, Patricio Lozano, la carretera se encuentra abandonada por los diferentes niveles de gobierno, principalmente por el Gobierno Provincial, en razón que es su competencia directa.

Agrega que, frente a ello, ha presentado un oficio al alcalde, Jorge Bailón Abad, pidiendo el arreglo, al menos hasta el sector Solamar, habida cuenta que los habitantes de las parroquias Jimbilla, San Lucas, Santiago están claman la atención urgente a esa arteria.

“Vamos a ver si algo se puede hacer con el Municipio y ojalá el burgomaestre acepte nuestra solicitud”, precisa el edil, quien dice que no es la primera vez que el Ayuntamiento interviene en estos sectores.

Patricio Lozano dice que, al estar ingresando en una reactivación económica postpandemia, es necesario que la Prefectura arregle esta vía porque beneficia a los moradores de estos lugares, que no piden pavimentación, sino mantenimiento.

PARA SABER

La vía comunica a importantes parroquias del cantón Loja.

Abrir chat