La salud mental puede alterarse por la pandemia

Puede resultar estresante para las personas el confinamiento, situación económica, el ambiente y más.

Aranzazu Cisneros Vidal, es profesional en psicogerontología.
Aranzazu Cisneros Vidal, es profesional en psicogerontología.

El miedo, la preocupación y el estrés se consolidaron como parte de los momentos que se enfrentaron por la incertidumbre provocada por la pandemia del Covid-19, esto enmarcado en los cambios de la vida cotidiana, razón que invita a las personas a tener la necesidad de acceder a la ayuda de un especialista.

Esta situación ha permitido analizar cómo se encuentra la salud mental de la población en general, “si bien la OMS (Organización Mundial de la Salud) nos había hecho llamados de atención para prestarle atención a la salud mental, pero con la pandemia tuvimos que buscar estrategias para enfrentar las distintas dificultades, considerando los diversos contextos: distanciamiento, confinamiento…”, afirma la coordinadora de la Maestría en Psicología Clínica con mención en psicología de la Salud de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), Aranzazu Cisneros Vidal.

De acuerdo a sus conocimientos, la profesional, afirma que para muchas personas la salud mental no es tan importante, como la física.

Explica que entre los factores de riego, constan los contextos en los que las personas realizaron el confinamiento, el tipo de vivienda, la situación económica, el núcleo familiar y otros aspectos, “esto puede ahondar situaciones de depresión, ansiedad e incluso cambiar la dinámica dentro de los hogares, ya que cada quien empezó a retraerse, a no saber cómo compartir, a cómo comunicarse”, expresa y dice que esto da como resultado una disfunción en el entorno de la comunicación, y afecta a cada persona y a su convivencia en el día a día.

A todo esto se suma la incertidumbre de cuándo se podría regresar a la normalidad, lo que afecta a la sensación de control, lo que influye en las decisiones, en cómo nos comportamos con el resto de personas, lo que puede generar ciertos conflictos y a su vez implican dificultades para relacionarse.

También nos hace propensos a tener mayor ansiedad, dificultades para expresa nuestras emociones y no utilizar la mejor comunicación, situaciones que nos van afectando cada vez más.

Ayuda

Aranzazu Cisneros afirma que hay muchos casos de personas que no pueden desarrollar estrategias para sobrellevar la situación y requieren de ayuda profesional, en este caso de ayuda mental, ya que es un criterio que se debe ir ajustando.

La UTPL al momento está ofertando la maestría con mención en psicología de la salud para prevenir que aparezcan ciertos trastornos en la población. “No solo vamos a formar a los estudiantes en el ámbito de planes terapéuticos, de psicoterapia, sino que también se impulsará el tema de prevención, y que se generen estrategias para ayudar a las personas a enfrentar el día a día”, recalca.

Insiste que siempre son necesarias las orientaciones de alguien que trabaje con este tipo de técnicas.

Por lo pronto invitan a la comunidad a mantener las rutinas que permita focalizarse, tener objetivos a corto plazo e irlos alcanzando. Al momento no es bueno generar objetivos a largo plazo, porque pueden verse frustrados ya que la pandemia aún continúa.

VOZ

“Existe una sensación de falta de control de nuestra vida y de la libertad, porque estábamos acostumbrados a organizarnos diariamente y la pandemia nos cambió”,

“Nos hemos obligado a enfrentarnos a una situación para la que no estábamos preparados. Tenemos la tecnología a la alcance la de mano, el adaptarse a tener una vida a través de la tecnología, dista mucha de lo que veníamos viviendo”

Aranzazu Cisneros Vidal

Coordinadora de la Maestría en Psicología Clínica con mención en psicología de la Salud de la UTPL.

CLAVE

La UTPL preocupado por este tema, ofrece una maestría para ayudar a la comunidad que lo requiera.

Abrir chat