¡La pobreza y el desempleo crecen!

El 32.4% de la población ecuatoriana es pobre, es decir 5´254.203 de personas viven con 84 dólares al mes, 2,80 dólares diarios. El 14.9% vive en extrema pobreza con ingresos inferiores a 1,58 dólares al día, es decir 2´600,235 personas; según los datos oficiales del INEC de diciembre de 2020.

La población en edad de trabajar (mayores de 15 años) llega a 12´573,799, de las cuales solo tienen empleo pleno 2´495.719 personas. 5’193,225 trabajan en alguna actividad precaria, como venta ambulante, agricultura, pesca y otras formas de trabajo. El restante, es decir, 4´483,550 personas, no tienen ninguna fuente de ingreso.

Mientras la pobreza va en aumento, la fortuna de los grupos económicos crece, así, por ejemplo, vemos como los banqueros tuvieron ganancias por USD 615 millones en 2019 y USD 233 millones en el 2020.

Este fenómeno social es una bomba de tiempo que, durante 14 años, el gobierno de Alianza País no pudo resolver, como tampoco pudo enfrentar adecuadamente la pandemia del Covid 19. Es evidente, entonces, que han puesto adelante los intereses de los grupos económicos antes que la vida, la salud, el trabajo y el progreso.

De cara a la segunda vuelta, los finalistas del sistema informático manipulado levantan sus ofertas demagógicas para resolver la pobreza y el desempleo. Lo cierto es que, por la naturaleza de clase de ambos candidatos, el uno que representa a la corrupción del correísmo, y el otro que ha cogobernado con Moreno al servicio del FMI, no podrán resolver dichos problemas, simplemente porque no representan al pueblo. Ellos seguirán velando por los intereses de sus grupos económicos.

Remo Cornejo Luque

remocorluq@gmail.com

Abrir chat