Histórico: la dirección del hospital militar de Loja la ocupa una mujer

Directora, Norma Irene Zapata, se proyecta la construcción de un nuevo hospital. Infraestructura actual no permite ampliar los servicios.

Se encuentra frente a la dirección desde el 29 de julio de 2021. Dice que aspira dejar el proyecto de la nueva casa de salud en firme.
Se encuentra frente a la dirección desde el 29 de julio de 2021. Dice que aspira dejar el proyecto de la nueva casa de salud en firme.

La profesional de la medicina y con grado de teniente coronel, Norma Irene Zapata Micolta, es la flamante directora del hospital de la Brigada de Infantería Nro. 7 Loja. Llega a la entidad con un proyecto de gran aliento. Se trata de la construcción para esta ciudad y provincia de una nueva casa de salud, con categoría general y no básica como es al momento.

Años de servicio y especialidad

Asumió la dirección del hospital el pasado 29 de julio de 2021. El alto mando dispuso el pase del personal militar a escala nacional y la profesional fue tomada en cuenta, considerando los años de servicio y, sobre todo, la especialidad, en su caso de anatomía patológica, título de cuarto nivel otorgado por la Universidad Central del Ecuador, hace unos 15 años.

Norma Irene Zapata se graduó de médica general, en La Habana-Cuba, en 1996, hacia donde se trasladó haciendo uso de una beca. Ahora, el pase la pone frente a la dirección del hospital de Loja, siendo la primera mujer en la historia de la entidad en esta urbe en ocupar ese cargo.

Tras cumplir un mes ya en esa función, la profesional dice que ha conocido la actividad desarrollada por la institución, así como ha procedido a realizar una evaluación con el fin de detectar problemas, pero, asimismo, plantear las soluciones.

“Ha sido un mes muy difícil porque he tenido que adaptarme a la distancia de la familia, a una nueva ciudad y, sobre todo, tener las precauciones necesarias para escuchar a ambas partes: a los conformes y a los causantes de la inconformidad”, manifiesta la funcionaria, quien viene con el pase desde Guayaquil.

Satisfacer las necesidades

La nueva directora es partidaria de satisfacer las necesidades tanto de la comunidad militar como de la sociedad en general porque “no se soluciona las enfermedades del paciente con burocracia, papeles, sino con medicinas, procedimientos quirúrgicos, medicamentos, tratamientos (…). El paciente quiere acciones y tomar esas decisiones en este primer mes ha sido un poquito difícil, pero hay que hacerlo apelando a la buena voluntad y a la hombría de bien de la gente”.

Sobre la infraestructura del hospital de Loja, indica que, tras realizar una evaluación durante este primer mes, se ha trazado lo que considera un proyecto ambicioso. Se trata de la construcción de un nuevo hospital militar para Loja, en razón que la actual estructura tiene alrededor de 60 años, impidiendo ampliar los servicios.

Considera que esta casa de salud no debería ser básica, sino, “por la calidad de los pacientes”, general, con una capacidad mínima de 50 camas y por lo menos unas cinco de terapia intensiva “porque la población lojana y de la frontera lo amerita”.

Al momento, se ofrece las especialidades de medicina interna, pediatría, cirugía, y ginecología y obstetricia, aparte de dermatología, traumatología, fisiatría y rehabilitación, laboratorio, rayos x, odontología, pero “que cubren a muy poca población…”.

Sobre el costo, indica que ascendería a 10 millones de dólares para iniciar y que el espacio físico podría ser en las instalaciones del Fuerte Militar Miguel Iturralde. Varios informes, según manifiesta, ha remitido a las autoridades en Quito. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército (CIE) estaría a cargo de la obra.

La flamante directora

Ingresó al ejército en 1997 como aspirante a oficial y egresó el 10 de agosto de ese mismo año como subteniente. Los estudios los cursó en la Escuela Superior Militar Eloy Alfaro, de Quito. En 2018, ascendió al grado de teniente coronel. El próximo 6 de noviembre de 2021 cumple 50 años.

Abrir chat