Hay un elevado porcentaje de mal uso de línea única para emergencias

De enero a diciembre del año 2020 se receptaron 441.876 llamadas, de las que, 272.214 fueron para reportar algún tipo de emergencia y 169.662 de uso indebido de la línea única para emergencias, es decir, el 38.40%, lo que representa un costo de 352.897 dólares. 

Se han registrado llamadas solicitando un patrullero para que movilice personas en estado de embriagues; ciudadanos cuya emergencia es que se les bloqueo su teléfono celular o que necesitan algún número de contacto; niños y jóvenes que llaman a hacer bromas o incluso a insultar a los evaluadores de llamadas.

Usar inadecuadamente el 911 afecta económicamente a todo el sistema ecuatoriano de emergencias, causando cuantiosas pérdidas al Estado. Milena Cárdenas, jefa local del ECU911, exhorta a la ciudadanía al uso responsable de la línea 911, un servicio vital para la seguridad de todos. “A través de este canal se atienden -de manera oportuna- incidentes y emergencias”, señala.

Las líneas telefónicas que provoquen llamadas de uso indebido al 9-1-1 son remitidas a la “Agencia de Control y Regulación de las Telecomunicaciones (Arcotel)” y esto conlleva sanciones.

Abrir chat