En tiempos pandémicos, un gran desafío es encontrar el equilibrio

La crisis a raíz de la pandemia por el COVID-19, ha denotado varios quiebres en la sociedad, algunos ya estaban presentes, otros se agudizaron; desde la cotidianidad de cada uno nada es normal, las rutinas son diferentes, la salud tiene quiebres, y los gastos son más altos que los ingresos de las familias. Sin lugar a dudas, todos estamos en la cuerda floja sin saber que pasará mañana y definitivamente los retos diarios son muchos.

Todos estos cambios tienen un efecto enorme en nuestras vidas y afectan de manera significativa nuestra salud mental; muchos de nosotros nos enfrentamos a realidades que pueden ser estresantes, abrumadoras y provocar emociones fuertes. Entendemos que las medidas de salud pública, como el distanciamiento social, son necesarias para reducir la propagación del COVID-19, pero pueden hacernos sentir aislados, aumentar el estrés y la ansiedad; es por ello que es importante aprender a sobrellevar estas situaciones de manera sana y equilibrada, para que cada uno de nosotros y nuestros seres queridos desarrollemos una mayor resiliencia.

Las nuevas medidas implementadas por el COE Nacional, buscan controlar de cierta manera la propagación de las nuevas variantes del COVID-19 ya existentes en nuestro país, ha llevado a tomar medidas que afectan de manera importante a los pequeños negocios, emprendedores, comerciantes, familias y en general a toda la sociedad.

Ahora más que nunca, es fundamental cuidar nuestra salud mental y física; debemos tener presente que el que estemos bien hace que nuestros cercanos estén bien, debemos tener presente que la vida, la salud y el bienestar son primordiales al momento de volver a empezar.

Judith Vivar Molina

jvivarmolina@gmail.com

Abrir chat