El quiebre de la democracia

Al estado de crisis sanitaria, económica y moral, hay que sumarle una más, la actual crisis democrática que, puede ser igual o peor de dolorosa para el pueblo ecuatoriano. Este sistema de democracia representativa no ha funcionado por lo menos en los últimos treinta años; y, para fundamentarlo hagamos el siguiente análisis.

Nuestras Constituciones han sido producto de la imposición de las botas y bayonetas, se han suscrito en cuarteles militares, otras, los mentalizadores han sido los líderes o dueños de tres o cuatro partidos políticos; y, la última, copia del pensamiento e imposición de asesores españoles que tradujeron en norma constitucional los caprichos del nuevo dueño del país.

En el anterior Congreso se repartían los cargos entre los dueños de los partidos políticos para que exista gobernabilidad; ahí se incluía el TSE y sus delegaciones provinciales -algo que aún continúa- y desde esa visión clientelar y mafiosa se manejaba la democracia. La pregunta es: ¿esto ha cambiado? pensamos que con el último proceso electoral la gran mayoría concluirá que es igual o peor y que se requiere de un cambio urgente para salvar nuestra democracia.

El actual proceso electoral inició y terminará deslegitimado, un juicio político a su Presidenta, sobornado, partidos políticos descalificados, violaciones flagrantes a la ley que, al final del camino, nos dejará un país dividido, confrontado, contaminado y sin una luz de salvación: para que esto cambie les anhelamos: …buen viento …y buena mar.

Lenin Paladines Salvador                         

leninbpaladines@hotmail.com

Abrir chat