El cultivo de trucha gana espacio en la parroquia lojana Chuquiribamba

Los emprendedores pertenecen a diferentes barrios de la parroquia. Cuentan con el apoyo del Municipio y Gobierno Parroquial.

El alimento es muy nutritivo y sano.
El alimento es muy nutritivo y sano.

La parroquia Chuquiribamba, perteneciente al cantón y provincia de Loja, le apuesta a la producción de trucha. Es impulsada por 30 moradores. Se aprovecha el recurso hídrico de la zona.

Los barrios involucrados

Tesalia, Guayllas Grande, Pordel, Simón Bolívar, Salle, Reina del Cisne e Hiñacapac, son los barrios que están inmersos en este proyecto productivo. La parroquia está ubicada en el noroccidente del cantón Loja.

Melva Sinche es una de las personas que optó por este nuevo emprendimiento, apoyado por el Municipio de Loja y el Gobierno Parroquial de Chuquiribamba.

En la parte baja de su terreno acondicionó la emprendedora un estanque en el que depositó mil truchas. El proceso de alimentación es de cuatro a cinco veces al día y conforme el pez va creciendo disminuye la cantidad de balanceado con el que se lo alimenta.

Para proteger que las hojas de los árboles o cualquier maleza ingresen al estanque, Melva cubrió toda el área con una malla.

“Gracias al Municipio y al Gobierno Parroquial por el apoyo para diversificar la producción y brindar una alternativa de consumo gastronómico”, expresa Melva.

Los beneficiarios

El proyecto de piscicultura beneficia a 30 moradores de Chuquiribamba. El Municipio de Loja y el Gobierno Parroquial lo implementaron con la intención de aprovechar el potencial hídrico y que la parroquia diversifique su producción gastronómica.

“El proyecto está enfocado a la seguridad alimentaria y a la comercialización”, dice Guido Ortiz, técnico de la Unidad Microempresarial de la Dirección de Inclusión Económica del Ayuntamiento local.

Acota que al inicio el Gobierno Parroquial apoyó con la alimentación y el Municipio con la entrega de alevines y la malla anti-pájaros. “Se ha venido trabajado de una forma planificada, lo que ha permitido mejorar los conocimientos de los productores respecto a esta nueva actividad en Chuquiribamba”, cuenta el técnico.

Con estos conocimientos y las herramientas básicas, la población podrá continuar con esta actividad y generar rentabilidad.

“Es un emprendimiento que aporta a la alimentación de los niños y adultos mayores por ser muy nutritivo”, manifiesta el presidente del Gobierno Parroquial, Héctor Guaya, quien solicita al Municipio continuar apoyando a esa parroquia productiva.

El expendio 

La trucha cultivada en territorio ya se expende en la localidad como un plato especial que cautiva con su presentación y sabor.

María Elizabeth Aguinsaca, propietaria de un restaurante ubicado en el centro parroquial, sazona la trucha fresca con aliños elaborados con productos del sector.  El plato va acompañado con arroz, ensalada, patacones y horchata.

PARA SABER

Desde tres dólares es el valor del plato de trucha.

VOZ

“Es un emprendimiento que aporta a la alimentación de los niños y adultos mayores…”,

Héctor Guaya, dirigente parroquial

“El proyecto está enfocado a la seguridad alimentaria y a la comercialización”,

Guido Ortiz, técnico del Municipio de Loja

Abrir chat