El arte de la gratitud y la autenticidad

Cada vez me convenzo más que las situaciones que vivimos en nuestro transitar son las indicadas en un determinado momento, nada es casualidad y todo está perfectamente trazado, convirtiéndonos en maestros y alumnos de la vida, sin embargo, debemos resaltar que cada una de estas situaciones nos dejan aprendizajes y nos ayudan a ser mejores seres humanos, y es ahí cuando debemos recordar que la gratitud es un arte, arte que hay que aprender. Diversos estudios han demostrado la correlación entre la gratitud y el aumento de bienestar: practicar el agradecimiento puede mejorar nuestra calidad de vida y la de quienes nos rodean.

¡Podemos empezar por agradecer! Está científicamente demostrado que practicar la gratitud trae una serie de beneficios físicos, psicológicos y sociales. Irradiar gratitud al mundo es la forma más sencilla y efectiva de alcanzar la felicidad, pero también de dormir mejor y reducir el estrés.

El ser gratos con la vida conlleva a ser auténticos y seguros, pero es importante no caer en egocentrismos, es por esto que la invitación del día de hoy es que empecemos a trabajar en nosotros y recordar que las personas auténticas no son perfectas, son reales y se enfocan en sí mismas siendo transparentes.

Judith Vivar Molina

jvivarmolina@gmail.com

Abrir chat