Dos ciudadanos están con prisión preventiva por el robo de un teléfono celular

El presunto afectado reconoció a los dos sujetos que fueron detenidos por personal de la Policía.

La audiencia de calificación de flagrancia y formulación de cargos de los dos ciudadanos fue ayer.
La audiencia de calificación de flagrancia y formulación de cargos de los dos ciudadanos fue ayer.

Están con prisión preventiva y el robo de un teléfono celular, en el cual estarían involucrados Juan A. G. y Cristian P. A., de 26 y 20 años, en su orden, fue frustrado por la Policía que los atrapó ‘con las manos en la masa’, la noche del lunes 22 de marzo de 2021, en una calle del centro de la ciudad de Loja.

El robo del teléfono celular fue monitoreado por los evaluadores de las cámaras de videovigilancia del Centro Operativo Local ECU-911 y de inmediato avisaron a la Policía. Los uniformados que patrullaban por las inmediaciones de ese lugar intervinieron y detuvieron a esos sujetos cuando huían.

‘Me tumbaron al suelo’

La audiencia de calificación de flagrancia y formulación de cargos fue la mañana del martes 23 de marzo de 2021, a las 11:30, y en ella la Fiscalía de Loja exhibió las evidencias que la Policía recogió y probarían que Juan A. G. y Cristian P. A. habrían cometido ese delito y por lo tanto seguirán detenidos en el centro carcelario.

Juan A. G. y Cristian P. A. interceptaron al dueño del celular la noche del último lunes, cuando él transitaba por esa calle. Tras el robo huyeron, pero no imaginaron que eran monitoreados por el Centro Operativo Local y que la Policía los iba a agarrar para en poder de uno de ellos encontrar el artefacto que robaron.

Los dos ciudadanos fueron reconocidos por el dueño del teléfono celular, quien narró a los policías que ellos lo interceptaron y botaron al suelo para robarle el artefacto y huir. Por fortuna los uniformados patrullaban por ese sector y tras recibir el comunicado del Centro Operativo Local ECU-911 intervenir inmediatamente.

El teléfono recuperado por los policías no fue entregado a su propietario porque es parte de la prueba del presunto delito. El celular fue depositado en la bodega del Centro de Acopio, Indicios y Evidencias (CAIE), de la Policía Judicial e Investigaciones. La instrucción fiscal dura 30 días y la Policía recogerá más evidencias.

PARA SABER

Las cámaras de videovigilancia del 911 observaron el atraco y comunicaron lo sucedido a la Policía.

Abrir chat