Daniela Jaramillo: El ser humano no es malo, las circunstancias lo llevan a cometer errores

Daniela Jaramillo sufrió un secuestro exprés, en Guayaquil, así como un accidente en Yantzaza. Nada de aquello la detuvo. Es una mujer multifacética.

La comunicadora y relacionista pública dice que le apasiona la radio y que se identifica con el emprendimiento.
La comunicadora y relacionista pública dice que le apasiona la radio y que se identifica con el emprendimiento.

La guayaquileña, Daniela María Jaramillo Vega, más conocida entre sus familiares, amigos y allegados como Dany, es una mujer multifacética. Es que su creatividad y afanes de superación la han catapultado hacia los más sonados éxitos. Aunque no todo ha sido color de rosa para ella y, a veces, las circunstancias le han jugado mal hasta, inclusive, estar al borde de la muerte por dos ocasiones.

Nació en Guayaquil

Hija de padres lojanos, vio la luz en el Puerto Principal, pero creció desde muy niña en la ciudad de Loja hasta que a los 19 años regresó a la urbe que meció su cuna que fue cuando, su afán de superación, la llevó a la universidad para adquirir la profesión de comunicadora y relacionista pública.

No obstante ser comunicadora, esta profesión no la ha ejercido mucho, dedicándose más a las relaciones públicas, su pasión, que le abrieron puertas en diversos espacios como jefa de Salas Vip del aeropuerto de Guayaquil, asesora de Negocios del Banco del Pichincha y, tras renunciar, se dedicó a diseñar prendas únicas a medida, con las cuales posicionó su marca de ropa.

Aparte de diseñadora, Dany también se orienta por la gastronomía. Sus favoritas son las comidas peruana y mexicana. Con cursos y tutoriales sobre cocina, su paladar es muy fino, similar al de los chefs profesionales.

Amante de los viajes, su turismo es cultural y gastronómico. En esto último le ha permitido revisar diversos platos, de diferentes realidades geográficas, que le han posibilitado a la final montar su propio emprendimiento ‘Dulce comida de casa’, muy activo durante la pandemia y que ha tenido la aceptación ciudadana.

Una persona independiente

Daniela Jaramillo, de estado civil soltera, se considera una mujer independiente. Su inclinación por la superación académica la llevó a vivir 10 años sola en el Puerto Principal. Allí, entre sus estudios y los deseos de triunfo, vivió una pesadilla, como la califica ella. Se trata de un secuestro exprés del cual fue víctima. Recibió amenazas, insultos, la tocaron, la ultrajaron, aunque los delincuentes no llegaron a atentar contra su pudor.

“Pensé que me matarían. Me tuvieron secuestrada por el lapso aproximado de dos horas. Me robaron todo el dinero de mis cuentas, mi celular… Gracias a Dios me dejaron en un lugar donde me ayudaron otras personas”, cuenta con el miedo aún a flor de piel. Ello ocurrió en 2017. Aunque también ha sufrido otros robos.

Estas vicisitudes, lejos de amilanar a Daniela, más bien la fortalecieron e hicieron que comprendiera que la vida está llena de altos y bajos. Desde los 25 años se dedica a trabajar y al momento, con 36 años, que los cumple este jueves 26 de agosto de 2021, sabe que los problemas robustecen al ser humano.

Una familia muy unida

La comunicadora, diseñadora de ropa y relacionista pública, entre otras facetas, manifiesta que tiene tres hermanos más, a quienes, junta a ella, sus padres les enseñaron el valor del trabajo, la responsabilidad, el amor y temor a Dios. También recuerda mucho a sus abuelitos, particularmente a Bertha Elizalde, de quienes tiene los mejores recuerdos.

“El ser humano no es malo, sino que las circunstancias lo llevan a cometer errores”, expresa, al tiempo dice que no es rencorosa, peor aún vengativa. Es más, cuando está preocupada, acude a la Biblia, donde “encuentro una respuesta por la sabiduría que hay allí que muchos no la conocemos”.

Sobre esto último, dice que le ayudó mucho leer la Biblia. Es que a sus 25 años sufrió una decepción amorosa que la puso mal que la sumergió en una severa depresión hasta que, finalmente, pudo superar todo. “Si alguien viene a pedirme perdón, le muestro la otra mejilla y lo perdono porque sé que hay personas que han tenido una vida muy dura…”.

A punto de morir

Dany, en la ciudad de Yantzaza, en Zamora Chinchipe, un sábado 25 de febrero de 2011, estuvo a punto de morir en un accidente de tránsito. Cuenta que ese día, junto a dos hermanos más, disfrutaba de una carrera automovilística, cuando de pronto un vehículo se le vino encima. En una ráfaga de segundos, lo esquivó, pero, logró impactarla y la echó por los aires. Estuvo unos minutos fuera de sí, descalza y bajo una lluvia.

Ventajosamente, el golpe no fue mayor, aunque su hermano, Oscar, no corrió la misma suerte. Quedó profundamente golpeado. Estuvo varios días en coma. En esta parte, Daniela jugó un papel vital. Estuvo a su cuidado alrededor de un año. Se encargó de bañarlo, alimentarlo, de las terapias. Dice que él tiene secuelas del percance, pero, igual, se maneja de manera independiente.

Su Cafetéate

En la actualidad, Dany Jaramillo conduce el programa Cafetéate, por Radio Loja 97.7 FM. Todas las tardes de 16:00 a 17:00, de lunes a viernes, comparte con sus oyentes una variedad de temas, sobre todo con un espacio preferente para los emprendedores. “El programa es algo mío, que me identifica, y siempre quiero dejar huella”, precisa.

VOZ

 “Donde voy siempre trato de dejar una huella… Cuando yo ya no esté, quiero que me recuerden con amor, con cariño”.

 “Mi programa Cafetéate está dando frutos y ello me da gusto. Lo hago al natural, tal como soy yo”.

Daniela Jaramillo

PARA SABER

Trabaja desde los 25 años. Ha vivido alrededor de 10 años sola en Guayaquil. Eso, según manifiesta, le enseñó a valorar la vida y a ser independiente.

Abrir chat