¿Conflicto de competencias o de intereses?

Es lamentable la situación actual de la Función Electoral. Ecuador está a pocos días de iniciar la campaña electoral y los electores desconocemos que papeletas se van a utilizar para las diferentes candidaturas este próximo 7 de febrero de 2021, fecha señalada en la convocatoria a elecciones para acudir a ejercer el derecho del sufragio.

Los miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), han conducido a una situación sumamente grave al proceso electoral en general, no solamente por la despreocupación y arbitrariedades jurídicas que están realizando; sino que también existe un detrimento al proceso de elecciones en los ámbitos administrativo, técnico, logística y operativo que los ecuatorianos continuaremos observando, y que se verá reflejado en la ejecución de las acciones del cronograma electoral.

Ecuador y todos quienes intervienen en la actividad electoral, con justo derecho, lo que siempre demandan de sus entes rectores en dicha materia, es certeza, seguridad jurídica, garantía de un proceso electoral con gran responsabilidad y con elementos técnicos que admitan garantizar el derecho constitucional de elegir y ser elegidos. El ente administrativo de elecciones debe observar la irrestricta aplicación de la normativa electoral que posibilite a la institución tomar sus decisiones conforme a Derecho, garantizando principios y derechos.

En la última decisión del CNE, independientemente de quien sea el sujeto político, y de que puedan existir afectos o desafectos, lo que corresponde es actuar conforme lo que establece la Constitución de la Republica y esto es acatar las sentencias del Tribunal Contencioso Electoral, pues acá no hay conflicto de competencias, lo que al parecer existe es conflicto de intereses.

Daniel Alexander González Pérez

dagonzalezperez@gmail.com

Abrir chat