Chequeras vs. Ideas

Como ciudadanos espectadores del proceso de participación democrática 2021 observamos infinidad de listas compitiendo por ocupar la presidencia y los curules de la Asamblea Nacional.

La competencia desigual se basa en dos columnas: la chequera y las ideas. A pesar de las disposiciones legales que limitan el gasto electoral, el limitado control permite visualizar campañas millonarias de quienes participan en la lid electoral por amor a la patria, ello nos convoca a la reflexión profunda sobre el verdadero amor de quienes han invertido en publicidad impresa y digital para posicionar su imagen.

Si la remuneración mensual de un Asambleísta es de 4.754 dólares, es decir en los cuatro años de gestión tendrían un ingreso aproximado de $210.000, descontando el aporte al IESS, cómo se justifica invertir en un proceso electoral cantidades cercanas al ingreso total a percibir durante su periodo legislativo. Nos llevan estas cifras a reflexionar sobre la posibilidad de elegir a las chequeras o a las ideas.

En relación a la segunda columna de las ideas, los candidatos se han esmerado en ofrecer, al por mayor, productos no inherentes a sus cargos, tales como implementación de laboratorios en universidades, firma de convenios internacionales, entre otros, olvidando su labor de: legislar y fiscalizar.

Los pueblos tienen a las autoridades que merecen, por ello debemos decantarnos por las ideas serias propuestas por candidatos honestos que privilegian su propuesta frente a la chequera como medio para captar el voto ciudadano.

Juan Emilio Montero Ramírez

@MonteroEmilio

Abrir chat