Varios detenidos en la ciudad de Catamayo por violar el toque de queda

Autoridad policial dice que la sanción, según el COIP, es de uno a tres años de cárcel.

La acción se cumplió en la noche del viernes pasado, 30 minutos después de iniciados el toque de queda y el confinamiento total.
La acción se cumplió en la noche del viernes pasado, 30 minutos después de iniciados el toque de queda y el confinamiento total.

Al menos 10 personas, entre hombres y mujeres, en estado de embriaguez, incluidos menores de edad, fueron detenidos, en la noche del viernes 23 de abril de 2021, tras un operativo conjunto y sorpresivo, desarrollado en la ciudad de Catamayo, en la provincia de Loja.

30 minutos después de iniciado el toque de queda

Según reportó la televisora Multicanal, una denuncia alertó de una fiesta clandestina, en una vivienda del sector Santo Domingo de Guzmán, de la parroquia urbana San José, hacia donde acudieron la Policía Nacional, el Ejército, el Cuerpo Bomberos, la Unidad de Tránsito del Municipio y la Comisaría Nacional.

Las detenciones se hicieron 30 minutos después de iniciados el toque de queda y el confinamiento total, enmarcados en el estado de excepción, para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus. La medida rigió desde las 20:00 del viernes hasta las 05:00 de este lunes.

El comisario de Policía de Catamayo, Patricio Naranjo, expresó que el operativo se dio luego de labores de inteligencia y sobre la base de una denuncia, descubriendo que se realizaba una actividad al margen de la ley, involucrando, incluso, a menores de edad.

Dijo que estos hechos no pueden darse cuando la pandemia sigue agresiva y la mayoría de ciudadanos ha perdido a familiares. Exhortó a la comunidad a observar las diversas medidas de bioseguridad y a evitar reuniones.

Respecto a las sanciones, el funcionario expresó que los infractores, tras ser puestos a órdenes de las autoridades correspondientes y de acuerdo al Código Orgánico Integral Penal (COIP), pueden recibir una sanción de uno a tres años de cárcel.

El jefe Operativo de la Policía Nacional, Oscar Silva, con grado de subteniente, manifestó que el operativo se desarrolló tras una denuncia ciudadana que llevó al lugar donde se efectuaba la fiesta clandestina, encontrando como evidencias licor, cerveza, parlantes de música, gente escondida debajo de las camas para no ser aprehendida, entre otras.

Seguirán los operativos

A los detenidos se los trasladó a las instalaciones de la Policía. El oficial advirtió que estas acciones combinadas seguirán para evitar los contagios con el virus. También llamó a la colectividad a tomar conciencia y colaborar porque “es penoso para nosotros tener que intervenir en los domicilios (…), lastimosamente tenemos que hacer al no contar con la colaboración”.

VOZ

“Es penoso para nosotros tener que intervenir en los domicilios, al no contar con la colaboración de la ciudadanía”,

Oscar Silva, jefe Operativo de la Policía Nacional.

Abrir chat