Un plantel educativo y la comunidad de Oñacapac fortalecen el idioma kichwa

Los habitantes se encuentran identificados con el idioma, incluso los niños hablan porque escuchan a sus padres en los domicilios.

Docentes de la Unidad Educativa inculcan los valores en los alumnos.
Docentes de la Unidad Educativa inculcan los valores en los alumnos.

En la comunidad Oñacapac, perteneciente al cantón Saraguro, en la provincia de Loja, la mayor parte de su población habla el kichwa. Ello lo refuerza la Unidad Educativa Guardianes de la Lengua y Saberes Tupak Yupanki. 

La mayor parte es indígena

El docente del plantel, Luis Francisco Japón Gualán, manifiesta que en ese sector casi la totalidad de la población es indígena y kichwa-hablante, aparte de dominar los conocimientos ancestrales.    

En este marco, señala, que el establecimiento, con más de 80 años de vida institucional, robustece y trabaja por reivindicar la identidad de los Saraguros. De allí que trabaja con un currículum bilingüe, ante todo basado en los saberes ancestrales. El objetivo es mantener vivo el aspecto cultural.

La Unidad Educativa cuenta, al momento, con 270 estudiantes y 19 docentes, de ellos un 90% pertenece a Oñakapac y el resto es oriundo de Gurudel y Tambopamba. Asimismo, un 50% de los docentes habla el kichwa. Su rectora es Zoila Albertina Poma Sigcho.

Luis Francisco Japón señala que la comunidad está muy identificada con el idioma kichwa, entonces, a los niños no hace falta enseñarles porque en los respectivos domicilios los familiares hablan y, por tanto, les transmiten el habla ancestral.

La comunidad se encuentra separada de la cabecera cantonal, Saraguro, por 10 kilómetros y se puede acceder a ella por una vía, a decir del maestro, de tercer orden porque las autoridades no le dan el mantenimiento adecuado.

Educación en valores

Luis Francisco Japón señala que los valores siempre se están impartiendo a los niños y jóvenes estudiantes de la Unidad Educativa, que funciona con el sistema Sierra, a cuyos docentes les cancela el sueldo el Estado.

 “Como docentes, impulsamos a los jóvenes a ser buenos profesionales y útiles a la sociedad, sobre todo se inculca los valores”, expresa, tras informar que el plantel es completo y ofrece educación inicial hasta el tercer año de bachillerato.

VOZ

“Como docentes, impulsamos a los jóvenes a ser buenos profesionales y útiles a la sociedad”,

Luis Francisco Japón

Abrir chat