Seres Proactivos

El espejo del retrovisor siempre es más pequeño que el parabrisas, y es que la visión de una persona debe estar enfocada hacia el futuro, hacia lo que deseamos alcanzar, es más importante saber en qué dirección nos queremos mover para dirigirnos en base a lo que tenemos en frente. Esto no implica que debemos ignorar aquel pequeño enfoque que dirige nuestra mirada hacia atrás, ya que el retrovisor nos ayuda a encaminarnos, corregir, enderezar; al igual que el pasado permite generar recuerdos y aprendizajes en base a experiencias. Pero el encaramos demasiado en ello, limitaría nuestra planificación de un futuro exitoso. Así surge una actitud proactiva, cuando nuestra mente nos lleva a actuar, hacer que las cosas sucedan y no esperar con los brazos cruzados. El pensar excesivamente en lo que no se puede cambiar o controlar nos quita tiempo y energía, de ahí que la preocupación o el dominio de emociones, genera que la ansiedad domine. Por ello es necesario observar el panorama completo sin dejar que las pequeñas cosas que intentan desviarnos del camino nos afecten. Es necesario definir las actividades que merecen la pena. No permitamos que nuestra mente poderosa se distraiga con nimiedades, porque nuestra vida está orientada a un propósito. De ahí que entre lo que nos sucede y cómo reaccionemos, (estímulo  – respuesta) radica el poder de elegir nuestro crecimiento y felicidad. No nos dejemos llevar por lo que los demás pretendan que hagamos, es momento de darle prioridad a lo importante en nuestra vida, esquivando distracciones, la negatividad o la mala actitud. Invito a que tomemos iniciativas generadoras de cambio, el ser proactivos significa que nuestra vida debe ser producto de nuestros valores, de nuestras decisiones con visión a un futuro; no atascados en el pasado, actuando por impulsos, en este caso seríamos seres reactivos viviendo en una batalla de egos, abrumados por insignificancias.   

Lucía Margarita Figueroa Robles

sumaguarmi@gmail.com

Abrir chat