Resaca electoral

Cada día que pasa es más incierto nuestro futuro. Que si izquierda – socialismo, si derecha – capitalismo. Y es que elegimos dignidades para asambleístas provinciales, en el caso de Loja, algo inesperado ya que ganó el del Arcoíris por arrastre de Pérez, una outsider producto de la inesperada aceptación a Herbas por su consolidada y pertinente participación y emisión de ideas en tan poco tiempo que calo en los millennials, a continuación la representante del candidato que está en primer puesto para presidenciable y que pese a tener reticencia el público lojano deja en claro que hay voto fuerte posiblemente en la parte rural o hay mucha persona que oculta su voto por vergüenza propia, pero que espera a río revuelto obtener beneficio, y finalmente el candidato de Creando Oportunidades que tiene su oportunidad pero muy por debajo de las proyecciones con maquinaria electoral propia, que genera un sacudón fuerte a su instancia de perennizarse posiblemente en las siguientes elecciones por parte del mentor en esta localidad en otra dignidad acogiendo lo que dice la norma. Algunos debieron ganar por sus propuestas muy acordes a la realidad, pero el pueblo lojano les dio la espalda ya que siguen segados por propuestas demagógicas, otros entraron al ruedo a aprender lo duro que es la vida política más aún si son transitorios y aquellos que quisieron generar beneficio por ser viejos políticos, pero muy desgastados por su pasado intrincado con la colectividad, o porque su gestión fue considerada para cierto grupo buena, pero para la gran mayoría objetada. También están los asambleístas nacionales la gran mayoría beneficiados de forma directa por la votación al presidenciable. Y los parlamentarios, dignidades que al final nadie considera relevantes ya que de su actuar poco se conoce y tienen el mismo rango de asambleístas, con un aporte escueto si se analizan sus propuestas, debates y justificación de leyes que aseguren el bienestar al pueblo ecuatoriano.

Paul Cueva Luzuriaga

paul.cueva@unl.edu.ec

Abrir chat