Regenerar: ¿cuánto nos toca pagar?

A los que nos gusta el progreso y desarrollo de la ciudad en que vivimos, hemos venido apoyando el proyecto “más grande en la historia municipal de Loja”, el de la Regeneración Urbana, que ha convertido a nuestro solar en un escenario imponente. En una ciudad moderna, bella y ordenada, para que su gente laboriosa, culta, democrática, con pecados e inocente cambie el presente por el futuro, dejando la postergación de nuestro destino bajo la almohada.

El proyecto Regenerar, construido por dos administraciones municipales gracias a un crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF) de 56 millones 500 mil dólares, ha concluido con la recepción de todos sus componentes. Y justo cuando estamos preocupados por la vacuna, la pandemia, los escándalos, la inseguridad, la corrupción y sobre todo la desocupación que nos tiene “chiros”, nos viene la cariñosa noticia de que el pago comienza ya para los 5.400 “regenerados” o beneficiados, en cómodas cuotas no menores a $70 mensuales. Quisimos obtener más información en Avalúos y Catastros, pero fue imposible, ni el teléfono contestan. Hay esperanza de que los montos no sean tan elevados, como elevados son los precios de las medicinas en las farmacias, cuya proliferación advierte que el negocio es bueno, tan bueno que las autoridades de control no actúan ni dicen nada.

¿Cuánto nos toca pagar? ¿Cuándo? ¿Durante qué tiempo? Las respuestas es posible aparezcan en la página web del municipio. Luego de lo cual fruncidamente serenos debemos pagar el costo de nuestra calidad urbana.

Alguna vez dijimos que concluido el proyecto y antes de que comience el cobro, el “Chato” Castillo y el “Pato” Bailón deben darle la bendición para que dure y perdure. Y les pongan un lindo epitafio.

Adolfo Coronel Illescas

Abrir chat