Recordada Orfa: perseverante y trabajadora

El prematuro viaje sin retorno, a sus 63 años de edad emprendido por Orfa Abigail Guarnizo Jiménez hacia la patria celestial, dejó un vacío muy grande en la comunidad espindolense por todo lo que representó esta gran mujer, cultivadora por excelencia y pionera del arte culinario heredado de su señora madre, fundadora del primer Restaurant en el año 50 del siglo anterior; más hoy su clientela cautiva ya extraña su paladar exquisito, acompañado de su genuino carácter y especial carisma.

Orfa, modernizó su establecimiento denominándole como Espíndola. Fue su emprendimiento de toda la vida, con seguridad el primero que se consolidó en este territorio; por lo tanto, sin llegar a la exageración, este ícono de su tierra natal hoy es parte de su excelsa historia; de ahí que Orfa Abigail sembró en tierra fértil con trabajo, perseverancia, esmero y dedicación; su pasión por la cocina y el buen gusto no tuvo límites.

Esta mujer de un carácter sólido y de fortaleza insondable, tuvo toda la paciencia del mundo para dirigir acertadamente su negocio, saciando el apetito de muchos y antojo de otros; quienes en busca de encontrar los mejores platos, recurrieron a la sazón inconfundible de un ser humano excepcional siendo  su prioridad, el trabajo honesto, responsable y profesional. 

En estas cortas líneas, es nuestro deseo solidarizarnos con sus familiares, particularmente con su esposo, Mario Ortiz y su apreciada hija Mishell Alexandra. Hoy nuestra querida y siempre recordada Orfa, ha decidido continuar desde la eternidad preparando con sus oraciones los mejores  majares que saciarán los recuerdos imborrables de la abnegada madre, cariñosa esposa, la fraternal hermana y cordial amiga que nos dejó como legado su sabiduría  y esfuerzo perenne,  dedicado a su familia y a su tierra que llora su inesperada partida. Descansa en paz la siempre recordada señora Orfa.

Sybel Ontaneda Andrade

sybelontaneda@hotmail.com

Abrir chat