Luis Pozo Pillaga asumió comando de la Brigada de Infantería Motorizada Número 7 ‘Loja’

Él reemplaza a Santiago Salazar Álvaro, quien fue comandante interino durante 126 días.

La asunción de Luis Pozo Pillagua se desarrolló en medio de una pertinaz lluvia.
La asunción de Luis Pozo Pillagua se desarrolló en medio de una pertinaz lluvia.

Luis Humberto Pozo Pillaga, con grado de coronel, el viernes 16 de julio de 2021 asumió el mando de la Brigada de Infantería Motorizada Número 7 ‘Loja’, que durante 126 días estuvo encargada a Santiago Oswaldo Salazar Álvaro, con grado de coronel.

Pozo Pillaga asume ese cargo luego de prestar sus servicios en el Comando de Estado Mayor de la Brigada de Infantería Número 13 ‘Pichincha’, ubicada en la ciudad de Machachi, capital del cantón Mejía, de la provincia de Pichincha.

En cambio, Salazar Álvaro asume el cargo de jefe de Estado Mayor de la Brigada de Infantería Motorizada Número 7 ‘Loja’, puesto que lo desempeñaba antes de que el Comando General de la Fuerza Terrestre le disponga el encargo.

‘Misión cumplida’

Con la arriada e izada de los gallardetes insignias de mando se cumple con la tradición militar que implica este cambio y el gallardete permanecerá izado en la asta cuando se encuentre en el reparto o unidad el Comandante.

Salazar Álvaro agradeció a los soldados por apoyar su gestión que estuvo encaminada a ejecutar las misiones encomendadas a los patrullajes de protección de la frontera y evitar el contrabando, la minería ilegal y el tráfico de combustibles.

Durante el encargo a Salazar Álvaro se ejecutaron 402 operativos de control de armas y municiones; 387 operativos en defensa del territorio nacional; 1.192 controles hidrocarburíferos; 729 patrullajes en los sectores estratégicos y otros.

‘Defensa e integración’

El flamante Comandante de la Brigada de Infantería de Loja reiteró su compromiso de seguir trabajando en la defensa de la soberanía y de la integridad territorial de la jurisdicción y cumplir con las diferentes misiones que disponen las autoridades superiores.

«El mando de una unidad militar constituye un gran reto no sólo por la proyección militar sino porque es la continuación y fortalecimiento de los objetivos institucionales por los cuales se debe trabajar», manifestó.

Pozo Pillaga afirmó que se siente honrado de que el mando de la Fuerza Terrestre le haya dado la oportunidad de servir a la Patria como comandante de la Brigada de Infantería de Loja, que cuenta con soldados de honor que cumplen a cabalidad con su trabajo.

PARA SABER

Juan Andrade Proaño, con grado de general, comandante de la Tercera División de Ejército ‘Tarqui’, asistió a la ceremonia de cambio de mando.

Abrir chat